viernes, 3 de octubre de 2014

Y Si Todos Fuéramos Vegetarianos?

Todos sabemos que la industria de la carne es una de las más nocivas para el medio ambiente y la más cruel para los animales. Directa o indirectamente, produce el 14.5 % de las emisiones de gas invernadero, y el consumo global de carne está en aumento. A la gente generalmente le gusta comer carne, y mientras la población crece y come más productos animales, las consecuencias del cambio climático, la contaminación y el uso de suelo tienden a ser catastróficos.
     Pero, qué pasaría si todos en el mundo voluntariamente dejaran de comer carne al mismo tiempo? Sabemos que esto no va a pasar, pero al menos un grupo de investigadores ha sacado los números de lo que un veganismo global haría para el planeta. En el 2,009, investigadores de los Paises Bajos, de Netherlands Environmental Assessment Agency, publicaron sus proyecciones de las consecuencias de gas invernadero si la humanidad llegara a comer menos carne, nada de carne o ningún producto animal.
        Predijeron que el veganismo universal reduciría las emisiones de carbono relacionadas a la agricultura en un 17 %, las emisiones de metano en un 24 % y emisiones de óxido de nitrógeno en un 21 % para el año 2,050. El vegetarianismo universal similarmente resultaría en reducciones impresionantes de emisiones de gas invernadero. Lo que es más, los investigadores encontraron que la eliminación de carne no solo prevendría el calentamiento global, sino que ayudaría muchísimo a mitigar el cambio climático.
            Los investigadores holandeses, sin embargo, no tomaron en cuenta qué más pasaría si todos dejáramos de comer carne. “En este estudio enfocado hemos ignorado las posibles implicaciones socioeconómicas como el efecto en la salud, en producto interno bruto y en números de población”, escribieron Elke Stehfest y sus colegas. “No hemos analizado las consecuencias agroeconómicas de los cambios dietéticos y sus implicaciones. Esas consecuencias quizá no involucren costos de transición, sino también impactos en los precios de las tierras”.
            De hecho, si el mundo completo se volviera vegetariano o vegano en el transcurso de una década, es razonable pensar que la economía de hundiría. No sólo millones de personas se quedarían sin trabajo (desde los que crían ganado hasta los que cultivan alimento de ganado), sino que por la misma razón estaríamos sufriendo una extensaa agitación social. Otra de las cosas que pasaría sería que las extensiones de tierras disponibles bajarían de precio y la economía sufriría mucho.
            En fin, solo se puede concluir que si esto pasa de la noche a la mañana (o en el transcurso de 10 años) sería catastrófico para la humanidad. Sin embargo se sabe que esto no pasará. Y si sucede, lo mejor es que sea un cambio gradual para que el mundo se vaya acomodando a las circunstancias.
            Pero se puede intentar un camino intermedio y como siempre, deseando que sea el mejor. No que todos van a ser vegetarianos o veganos, pero que la mayoría opte por no dar su dinero a granjas industriales, a quienes muchos consideran como los ofensores más grandes y crueles desde contaminación hasta salubridad. Se podría comer menos carne, o comer carne “grassfed” orgánica. No solo podemos hacerlo, sino que debemos.

            Hasta pronto!!

Fuente:www.ecoosfera.com