lunes, 13 de octubre de 2014

Un "Cerebro Dormido" puede Ejecutar Tareas Orales

Ha oido alguna vez a alguien decir que una tarea determinada es tan fácil que hasta se puede hacer  dormido? Pues bien, un estudio reciente hecho por un grupo de neurocientíficos franceses han encontrado que tal enunciado puede ser literalmente cierto, y aún más de lo que se piensa.
Sid Kouider y algunos colegas hicieron el siguiente experimento: a un grupo de volunatrios se les pidió, como tarea,  la clasificación de palabras según su significado. Se les decía oralmente las palabras, y debían oprimir un botón, digamos que con la mano izquierda, si la palabra nombraba un animal, o presionar otro botón con la mano derecha si se nombraba un objeto.
Como puede apreciarse, algo muy sencillo.  Pero, lo novedoso fue que se permitió a los participantes que se durmiesen durante la ejecución de la tarea. Para ello, la experimentación se hizo en un sitio tranquilo, silencioso y a oscuras, lo cual les indujo a cabecear. Al detectar sonoramente que el voluntario estaba dormido, la tarea continuaba y se les decía más nombres de animales y objetos mientras ellos dormían.
La pregunta clave del experimento era: “podrán los cerebros de los voluntarios continuar la ejecución de la tarea mientras duermen? Pareciera una hipótesis difícil de comprobar. Cómo se puede saber si un cerebro “ejecuta la tarea de presionar un botón”, sin oprimirlo físicamente? Y cómo podemos evaluar si en verdad lo hizo? Pues bien, previo al experimento, a cada participante se conectó a un electroencelógrafo (EEG) para registrar la actividad eléctrica de su cerebro.  Basados en los datos suministrados por los EEG con registros individuales desde el inicio de la prueba, Kouider y sus colegas pudieron detectar e identificar las diferentes activaciones neurales que ocurrían al presionar el botón ya fuese con la mano izquierda o la mano derecha. Afortunadamente, estas activaciones ocurren en lados opuestos del cerebro, lo que evitó confusiones al evaluar los resultados.
Los autores examinaron luego si se presentaron los patrones “de oprimir el botón” como respuesta a los estímulos ocurridos durante el sueño – e increiblemente, así ocurrió en la gran mayoría de los casos. Lo más impactante fue encontrar que los “cerebros dormidos” respondieron correctamente a los estímulos.
Este hallazgo es gratamente maravilloso pues sugiere que el cerebro mientras duerme,  puede ejecutar tareas  relacionadas con el lenguaje, incluyendo entender el significado de las palabras.
Como comentarios adicionales, los investigadores agregan:
        "Primero, podría cuestionarse si los participantes estaban totalmente dormidos mientras hicimos el experimento... para asegurarnos que así fue,  todos los ensayos que evaluamos se basaron en condiciones de verdadero sueño, descartando aquellas respuestas que estaban cercanas a los despertares o microdespertares que se presentaron".
Este trabajo trae a la memoria un ensayo filosófico  titulado El Salón Chino, que narra el caso hipotético de un hombre que con un manual de instrucciones muy bien elaborado, es capaz de responder en chino, preguntas hechas en chino, a pesar que él no sabe hablar el idioma y tampoco entiende lo que está respondiendo. Es que acaso “el cerebro dormido” actúa como ese hombre? Hasta lo que se sabe hoy día, “el cerebro dormido” no tiene conciencia de lo que ocurre en el mundo externo. Pero responde a preguntas orales!!

Hasta pronto!!

Fuente: Kouider S, Andrillon T, Barbosa LS, Goupil L, & Bekinschtein TA (2014). Inducing task-relevant responses to speech in the