martes, 2 de diciembre de 2014

Hoy hay más Bacterias Resistentes a los Antibióticos

       De acuerdo al Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) hay tres razones básicas para que se origine en las bacterias resistencia a los antibióticos:
1. Prescripción errónea de antibióticos para infecciones virales, para las que no tienen efecto,
2. El uso frecuente de “antibióticos de amplio espectro” en lugar de prescribirse antibióticos mas específicos para la infección bacteriana a tratar, esto causado en general por diagnósticos imprecisos,
3.   Indisciplina del paciente, al no respetar la dosis o la duración del tratamiento recomendados, con lo que sobreviven algunas bacterias y se hacen resistentes.
          Algunas bacterias tienen una resistencia natural ante ciertos antibióticos, otras pueden adquirir resistencia mediante la mutación de sus genes cuando están expuestos a la acción del antibiótico. Esa resistencia, natural o adquirida, se difunde a otras especies bacterianas pues ellas intercambian fácilmente material genético de unas a otras, aun cuando sean de especies diferentes.
Cuales pueden ser las consecuencias?
        Muchos de los tratamientos disponibles para tratar infecciones bacterianas se hacen cada vez más inefectivos. Como consecuencia, se presenta muchas veces el caso de pacientes infectados que no pueden ser tratados adecuadamente con los antibióticos disponibles, lo que puede ocasionar complicaciones e incluso la muerte de la persona enferma. Lo usual en estos casos es que el paciente requiere mayor atención, usando diversos antibióticos mucho de ellos más costosos y que pueden generar efectos secundarios severos, adicionales. O también tratamientos mas invasivos e incεmodos, como inyecciones intravenosas y hospitalizaciones.
          Hoy día hay informes alarmantes de casos de resistencia de bacterias comunes a los antibióticos en todo el mundo. En Europa, por ejemplo,  ha crecido muchísimo la resistencia a los antibióticos de muchas bacterias comunes tales como: Escherichia colli (que causa, entre otras, infecciones en el tracto urinario), Staphylococcus aureus, klebsiella pneumoniae y pseudomonas aeruginosa. Por ello, la medicina hoy día se enfrenta a muchos riesgos cuando toca emplear medicamentos antibacteriales, en casos como:
·   Infecciones comunes como neumonía que ponen a veces en riesgo la vida del paciente al no haber respuesta ante medicamentos como penicilina o similares.
·     Cistitis, infección bacterial muy común en las mujeres,  se puede llegar a necesitar medicamentos inyectados, incrementando así los costos a las pacientes y a los sistemas de salud.
·  Las medicinas antibacteriales usadas para prevenir infecciones después de operaciones qirúrgicas, o en cuidados intensivos o infecciones comunes en neonatos, que pueden resultar deficientes o inefectivas.
La Organización Mundial de la Salud ha manifestado su preocupación por el hecho que desde 1965 son pocos los antibióticos descubiertos y desarrollados para reemplazar a aquellos que  han perdido su efectividad.
Cuales infecciones conocidas son resitentes a los antibióticos?
            Entre las bacterias que pueden convertirse en resistentes a uno o más antibióticos están las que ocasionan infecciones en el tracto urinario, neumonía, infecciones en la piel, diarreas, infecciones en la sangre. Ya hay una gran proporción de resistencia a antibióticos de la tercera generación contra bacterias como E. Colli y K. Pneumoniae. Eso significa infecciones mas difíciles de controlar siendo necesario usar otras familias de antibióticos, mas costosos y a veces no disponibles en ambientes con recursos restringidos. Y lo preocupante es que esto durará mientras las bacterias no se hagan resistentes a estas nuevas alternativas.
            Otro aspecto preocupante es el riesgo al que están sometidos los pacientes hospitalizados ante la presencia en hospitales y clínicas de bacterias patógenas resistentes, las conocidas infecciones nosocómicas.
Cómo limitar esa creciente resistencia a los antibióticos?
            La OMS ha venido trabajando en esta materia, en conjunto con diversas instituciones mundiales dedicadas a la prevención y control de enfermedades. Lo primero que se ha atacado es la desigualdad entre los conceptos y capacidades en las distintas regiones del mundo.  Hoy ya existen planes comunes, en los que se da prioridad a tres áreas estrategicas:
1.   Uso prudente de los antibióticos disponibles, y siempre que sea posible prevenir la infección apoyándose en programas de vacunación apropiados.
2.   Precauciones higiénicas para restringir la transmisión cruzada de cepas resistentes entre personas, incluyendo el aislamiento de pacientes portadores de dichas cepas, si es posible.
3.   Investigar y desarrollar antibióticos con mecanisnos de acción novedosos.
Cómo afectan los antibióticos usados en animales dedicados a producir alimentos?
            La causa principal de resistencia a los antibióticos para humanos está en el uso de antibióticos en la medicina para seres humanos. Los empleados en la industria de alimentos contribuyen muy poco al problema. Pero ojo,  todos los antibióticos usados en la industria son de los mismos grupos químicos que los empleados en los seres humanos, y los animales pueden adquirir las bacterias que son resistentes a aquellos antibióticos empleados en las personas.

Hasta pronto!!

Fuente: http://www.greenfacts.org/