lunes, 23 de marzo de 2015

Nuevo y Promisorio Tratamiento contra la Enfermedad de Alzheimer

        Un grupo de investigadores australianos han desarrollado una tecnología con ultrasonido., no invasiva, para limpiar el cerebro  de placas amiloideas neurotóxicas. Estas son  estructuras responsables de la pérdida de memoria y de la degradación de las funciones cognitivas de los pacientes con la enfermedad de Alzheirmer.
          En las personas con esa enfermedad se les va desarrollando dos tipos de lesiones: placas amiloideas y marañas neurofibrilares.  Las placas amiloideas se ubican entre las neuronas y forman densas racimos de moléculas beta-amiloideas, una proteína pegajosa que se apelotona formando placas.
          Las marañas neurofibrilares están dentro de las neuronas. Forman una masa espesa e insoluble de  proteínas tau defectuosas. Estas se agrupan como delgados filamentos llamados microtúbulos que se enredan entre sí, impidiendo el transporte y desplazamiento de materiales esenciales como nutrientes y orgánulos dentro de la propia célula. Para tener una mejor idea, imagine lo que ocurre cuando se tuerce el tubo plástico de una aspiradora durante su utilización. Igual pasa dentro de la célula.
          La enfermedad de Alzheimer es un serio problema de salud, considerando que en el mundo hay alrededor de 50 millones de personas afectadas. Hasta ahora no existen vacunas contra este mal, ni tampoco se conoce como prevenirlo Por ello es de gran interés el haber encontrado una forma de cómo enfrentar este flagelo. Esto es mediante la eliminación de las acumulaciones de moléculas beta-amiloideas y de proteínas tau defectuosas en el cerebro. Investigando estas posibilidades un grupo de científicos del Queensland Brain Institute de la Universidad de Queensland en Australia han llegado a una prometedora solución de cómo remover esas acumulaciones indeseadas.
        De acuerdo a lo publicado en la revista Science Translational Medicine, el nuevo método emplea un tipo particular de ultrasonido llamado ultrasonido terapéutico concentrado, cuyas ondas de sonido se desplazan por el cerebro sin usar métodos invasivos. Estas ondas, con una oscilación súper rápida son capaces de atravesar la barrera hematoencefálica (una capa que protege al cerebro contra  bacterias), y logran estimular las células microgliales del cerebro a moverse. Las células microgliales son, básicamente, las que eliminan los residuos celulares en el sistema nervioso. Una vez que el ultrasonido llega más allá de la barrera sangre-cerebro, limpia la zona afectada destruyendo las acumulaciones tóxicas de beta-amiloideas, y estas son eliminadas antes de que la barrera hematoencefálica vuelva a restaurarse en las siguientes horas.
        De acuerdo al informe de la investigación, hecha con ratones, el 75% de ellos recuperó totalmente su memoria y sin que se observase daño alguno en su masa cerebral. Los ratones tratados mostraron un significativo mejoramiento en su rendimiento al someterlos a tres pruebas de memoria: atravesar  un laberinto,  reconocimiento de objetos “nuevos” y recordar lugares que debían evitar.
      “Estamos muy entusiasmados con esta novedad de poder tratar la enfermedad de Alzheimer sin el uso de drogas terapéuticas”  dijo a la prensa Jürgen Götz, uno de los miembros del equipo investigador. “Ello constituye un cambio fundamental en nuestros conocimientos de cómo tratar esta enfermedad. ‘Es  romper con los viejos paradigmas’, Esta nueva metodología permite vislumbrar un futuro muy promisorio”.
         Dentro de los planes de los investigadores se contempla el inicio de pruebas con ovejas, animales de mayor desarrollo físico, para luego ensayar en seres humanos para el año 2017 aproximadamente.

            Hasta pronto!!


Fuente: www,sciencealert.com