lunes, 2 de marzo de 2015

Los Organismos Modificados Genéticamente o Transgénicos

     Los OMG, u organismos genéticamente modificados, se utilizan actualmente en los campos de agricultura, medicina y las ciencias ambientales. Son organismos a los que se les han insertado genes de otros especímenes, alterando su composición genética, mediante un proceso llamado tecnología de ADN recombinante. Los genes insertados en el OMG transmiten ventajas específicas para el organismo, y por lo tanto pueden ofrecer una serie de beneficios. Sin embargo, no están exentos de controversia.
Los plásmidos
     De importancia clave en la tecnología del ADN recombinante es el uso de plásmidos. Los plásmidos son pequeñas secciones de ADN capaces de auto-reproducirse. Estas propiedades, junto con el hecho de que llevan sólo unos pocos genes, hacen a los plásmidos fáciles de manipular y que  sirvan como medio para la introducción de nuevos genes a las células que se desean modificar.
Usos
    En la agricultura los transgénicos se utilizan para fortalecer los cultivos, haciéndolos más resistentes a las enfermedades y a la sequía, aumentando el nivel de nutrientes, así como los rendimientos. Los animales que han sido modificados genéticamente resultan resistentes a  enfermedades que antes les afectaban, así como también hay aumento en la producción ya sea  de huevos o productos lácteos.
   Los OMG también se utilizan en la gestión de residuos, conservación de recursos naturales y en la fabricación de productos ecológicos de control de plagas. En la medicina, los transgénicos se usan en la producción de medicamentos y vacunas. También han generado muchas expectativas en lo concerniente al futuro uso de terapias génicas en el tratamiento de diversas enfermedades.
Controversias
    Si bien el uso de OMG ofrece muchos beneficios, también hay una serie de controversias en torno a ellos. En primera línea está la seguridad, existe la preocupación acerca de la introducción de nuevos productos en la cadena alimenticia que pudiera producir nuevos alérgenos, o también  la resistencia a los antibióticos en la población. También existe la preocupación de la polinización cruzada, lo que resultaría en la modificación de cultivos distintos de los destinados originalmente. En la actualidad, los países tienen distintos requerimientos sobre el etiquetado de los alimentos modificados genéticamente. Hay malestar en los ámbitos éticos y de propiedad intelectual.
    Seguiremos con este interesante tema en las siguientes publicaciones. Hasta pronto!!


Fuente: Marni Wolfe en www,ehowenespanol.com