jueves, 31 de julio de 2014

Carreteras 2.0: Paneles Solares en lugar de Asfalto

Este artículo tan interesante fue tomado y transcipto tal cual fue publicado en patrullaverde.net. 
Existe un proyecto alucinantemente posible en que todo el asfalto y concreto de carreteras, autopistas, estacionamientos, pistas de aterrizaje, podrían substituirse por paneles solares inteligentes.
¿Suena a ciencia ficción?  Un poco, pero tenemos la tecnología y los expertos (faltaría el dinero).
La verdad es que con lo costosas, poco eficientes y sucias que son las energías fósiles, ya es hora de que pasen de moda y le abran definitivamente el paso a tecnologías y energías renovables, buenas para ti y para el planeta. De eso se trata este proyecto.
Julie y Scott Brusaw, un pareja de científicos medio hippies y super interesados en el bienestar del mundo se sentaron a pensar qué de verdad podrían hacer ellos dos para tener un impacto positivo en el ambiente y para dejarle a sus hijos y nietos una herencia de la que estuvieran orgullosos, y ésto fue lo que se les ocurrió.
 
¿Cómo es que tantísimas cosas han evolucionado desde los años 60, entre ellas las comunicaciones, la tecnología, la música, los teléfonos, la ropa… pero nuestra manera de recolectar energía no? Si el sol ha sido fuente de energía y vida gratis y desde siempre en nuestro planeta ¿cómo es que no podemos copiar a la Naturaleza y de verdad convertirla en nuestra principal fuente energética?
Y así llegaron a la idea de las carreteras de paneles solares. Su plan es recubrir cada espacio que tenga asfalto con sus fantásticos paneles solares hexagonales recubiertos de un resistentísimo vidrio (que proviene de elementos reciclados) y que contiene 128 luces LED cada uno en 5 colores y sensores de tacto. Si se daña uno solo cambias ése. Adiós trabajos de construcción en calles y avenidas.

No hay nada nuevo en eso de paneles solares, ya sabemos de casas, edificios, carros, calculadoras y hasta mochilas que los tienen. Pero el enfoque lógico de este proyecto es lo que fascina. Hasta ahora para cosechar energía solar a gran escala había que llenar vastos espacios de campo con paneles. En este proyecto se potencia el uso de espacios que ya existen y serán reacondicionados en forma de red energética utilizando tecnología del siglo 21.
Entonces, estos paneles solares con luces recubiertos de vidrio templado tendrían varias funciones, además de servir de vías y recoger y almacenar energía solar: mantendría la temperatura de las calles y avenidas un poco sobre 0˚C para que nunca se congelen y derrita la nieve (chao cuadrillas de invierno), con sus luces puede programar infinitas configuraciones, desde estacionamientos y líneas divisorias entre canales hasta señales de alerta por algún obstáculo o animal en la vía, marcar la velocidad máxima, iluminar el camino delante de ti sin necesidad de postes, ¡incluso cambiar las configuraciones de las canchas de juego! Pasas de futbolito a basquet con pulsar un botón. Adiós al alumbrado público tradicional con sus bombillos que se queman, chao postes, cables expuestos, pintura pues las luces LED hacen las veces de cualquier configuración vial.
Se acabaría la necesidad de cablear y mantener postes en las carreteras remotas, aumentaría la seguridad de las vías, cuidaríamos a la fauna desorientada y a los choferes desprevenidos, y, lo mejor, como la energía es gratuita, al cabo de un tiempo los paneles se pagan solos y empiezan a producir dinero mientras exista sol. Además, ¿te imaginas cuántos empleos generaría este invento?
Solo para que veas la capacidad de este sistema: Si todas las vías asfaltadas de los EEUU adoptaran esta tecnología se generaría el triple de la energía que consumen hoy. Y son el PRIMER país más consumidor de energía del mundo.
Esto sí es un cambio radical en la dirección verde. ¡¡Escucha al planeta!!

PD: Si te entusiasma tanto este proyecto que quieres participar, están recogiendo dinero para desarrollarlo, en inglés se llama Solar Roadways… han recibido $1.4 millones en donativos ¡¡solo en su primer fin de semana!! y necesitan… buej, como mil millardos, pero por algo se empieza.

           Hasta pronto!!

Fuentes: