viernes, 13 de marzo de 2015

La Granja Vertical más Grande del Mundo en una Vieja Acería

       A  unos 24 km de Manhattan un grupo de inversionistas liderados por Goldman Sachs financian la construcción de lo que será la granja vertical bajo techo más grande del mundo, en las instalaciones de una vieja acería.

      El lugar será la sede principal de una empresa neoyorquina llamada AeroFarms, que surgió hace alrededor de 10 años en el estado de Nueva York. Esta compañía aplica una metodología novedosa llamada “aeropónica”, que consiste en mantener las raíces de las plantas descubiertas y colgando libremente lo que permite que sean rociadas con nutrientes. Este nuevo proceso prescinde del uso de suelos, e incluso de luz solar. Se usa iluminación artificial, con LEDs, y se mantiene una circulación de aire constante y una “neblina” de nutrientes para alimentar  a las plantas. AeroFarms manifiesta que su proceso se traduce en la obtención de mejores plantas en menor tiempo, usando un 95% menos de agua que el proceso de cultivos normales.
  
            El capital invertido para la construcción de esta gigante granja vertical de AeroFarms es de U.S. $ 30 millones, y es parte de un plan para recuperar una vecindad conocida como Ironbound en Newark, New Jersey. El lugar  fue una zona industrial desarrollada pero que tiene actualmente un nivel muy alto de desempleo. El edificio seleccionado para la granja, fue una acería durante muchos años y es hoy la sede de una compañía expendedora de paletas, como las usadas en mercados y bodegas. La alcaldía de la Ciudad de Newark, en conjunto con  inversionistas como Goldman Sachs,  ha iniciado un plan para convertir la zona en un hub (centro de actividad) de tecnología limpia.

            La granja estará debidamente culminada para el año 2016. Esto es una muestra de cómo el  desarrollo de la producción agrícola se está desarrollando en las grandes ciudades – como es el caso de New York y sus alrededores – pues son extraordinariamente vulnerables ante una posible escasez de alimentos. Hay muchas vías de entrada de alimentos a la ciudad de Nueva York, pero casi todo se concentra en una grande pero única unidad de acopio, el Centro de Distribución de Alimentos de Hunts en Bronx. Este centro es considerado por el ayuntamiento local como un centro “no solo críticamente importante, sino también muy vulnerable” a inundaciones y tormentas.

            Por ello, las alcaldías de Nueva York y  las comunidades de New Jersey andan en la búsqueda de alternativas para fortalecer sus cadenas de suministro de alimentos básicos – como es el caso, por ejemplo, de granjas verticales en condados y estados cercanos. Igualmente, los proyectos como el de AeroFarms también son vulnerables en otros aspectos. Los apagones eléctricos o fallas en el suministro de agua serían una catástrofe para un sistema que depende de la circulación constante de mezclas especiales de nutrientes  y de rayos lumínicos de LEDs. Esta vulnerabilidad requeriría nuevas soluciones que se están estudiando.

            De cualquier forma, es muy interesante conocer como hoy se están adaptando las ciudades para asegurarse la consecución de productos agrícolas frescos ¿Qué tal sería instalar un archipiélago de granjas flotantes en los puertos de Nueva York? Algo que a lo mejor considerado en venideros días.

            Hasta pronto!!


Fuente: Kelsey  Campbell Dollaghan en http://gizmodo.com/