jueves, 16 de enero de 2014

Fragancias Alergénicas en Productos Cosméticos

Hay más de 2.500 ingredientes que se utilizan para elaborar las fragancias de productos de consumo masivo tales como detergentes y productos de limpieza, productos cosméticos, aromaterapia y productos herbales.
Tales materiales pueden obtenerse de fuentes naturales o de síntesis química..  En la Unión Euopea, desde 2003, hay un grupo de 26 ingredientes para fragancias identificados como alergénicos, los cuales se tienen que señalar en la etiqueta de los respectivos productos de consumo, pues es muy importante para aquellos consumidores sensibles a estos alérgenos. Se estima que entre el 1 y el 3% de la población europea es alérgica a algunos de los ingredientes en las fragancias.

¿Qué tipo de problemas pueden ser causados ​​por los ingredientes de las fragancias?

Al entrar en contacto con la piel, algunos ingredientes pueden producir irritaciones, que por lo general son enrojecimiento de la piel o erupciones cutáneas. También puede ocurrir una reacción alérgica mas grave llamada eccema, que es una reacción del sistema inmune.
Cuando hay una reacción alérgica en un primer contacto con un ingrediente alergénico, queda establecida como una condición de por vida, que vuelve a aparecer cuando la persona se expone de nuevo a la misma sustancia. La reacción depende de la persona afectada, la naturaleza del ingrediente y la cantidad utilizada, que puede ser muy pequeña. Algunos ingredientes de fragancias pueden no causar reacciones alérgicas por si mismos, pero pueden sufrir transformaciones químicas sobre la piel debido a la presencia del aire, la luz solar o también por reacciones bioquímicas en el interior del cuerpo, y esas modificaciones si pueden causar reacciones alérgicas.

¿Están identificadas las fragancias que pueden provocar alergias?

Hoy día se ha identificado como alérgenos a muchos mas ingredientes, después de la primera lista de 26 componentes de perfumes, ya que se les conoce su propiedad de desencadenar reacciones alérgicas.
 Basándose en los exámenes disponibles y en varios casos de alergia reportados por los dermatólogos, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores ( CCSC ) ha identificado 82 sustancias ( 54 productos químicos y 28 extractos naturales) que se pueden clasificar como "alérgenos de contacto" en los seres humanos , incluyendo los 26 que ya estaban en la lista inicial.
Un segundo grupo, formado a partir de los resultados combinados de  experimentos con animales y análisis de sus estructuras químicas , lo constituyen otros 26 productos químicos individuales que clasifican como "probables alérgenos de contacto". El tercer grupo, 35 productos químicos individuales y 13 extractos naturales  fueron clasificados como " posibles alérgenos de contacto". Se aisló a tres sustancias específicas adicionales consideradas como "alérgenos potentes " y no seguros para productos de consumo.
El CCSC recomienda que todos estos ingredientes , así como los que podrían ser " activados " como sustancias alergénicas , deben añadirse a la lista de ingredientes alergénicos a fin de que el consumidor esté en conocimiento de la presencia de dichos materiales cuando adquiera o use productos cosméticos . 

¿Hay una cantidad límite de seguridad de alérgenos en los productos cosméticos?

En el caso de sustancias que se sabe causan un gran número de alergias, la opinión del Comité Científico es que, si no hay límites para el uso seguro, se debe  establecer para esos ingredientes y extractos naturales, un nivel de exposición de menos del 0,01% o menos (o 10 mg/100 g de producto cosmético) para prevenir  reacciones alérgicas en la mayoría de los casos.
 El CCSC también ha identificado otras medidas de prevención, que van desde prohibiciones hasta obligatoriedad de información, para limitar o eliminar la exposición a los alérgenos de los perfumes.

Nuestra recomendación es leer bien la etiqueta de la composición del producto antes de comprar o usar. Son letras muy pequeñitas, pero vale la pena hacer el esfuerzo por leerlas.
Hasta pronto!!

Tomado de Digests de Green Facts Scientific Board, enero 2014