lunes, 15 de junio de 2015

El Cerebro y el Sistema Inmunológico se conectan con Vasos Linfáticos

Se creía que el sistema linfático sólo llegaba hasta el cuello. Ahora se sabe que
sube hasta el cráneo

 
  Contrario a lo aceptado en la ciencia médica hasta ahora, se ha informado recientemente la existencia de una conexión directa entre el cerebro y el sistema inmunológico. Noticias como ésta siempre exigen su comprobación mediante diversos métodos, pero esta información puede que se convierta en la gran noticia en las investigaciones sobre Esclerosis Múltiple (EM) y Alzheimer.
Es sorprendente que después de tantos siglos de disección no se hubiese detectado la presencia de ese grupo de vasos de linfáticos, Y esto es precisamente lo que alega haber descubierto un equipo de científicos, dirigidos por el Profesor Jonathan Kipnis de la Universidad de Virginia.
“Esto es un cambio completo en la forma de interpretar la interacción neuro-inmune” dice Kipnis. “Siempre lo veíamos como algo esotérico que no era posible estudiar. Al menos ahora podemos hacernos preguntas sobre estos mecanismos”
La EM siempre se ha visto como el caso más patético de cómo el sistema inmunológico ataca al cerebro, sin que hasta ahora se conozca mucho de la causa para ello. Ahora, el descubrimiento de estos vasos linfáticos que unen al cerebro con el sistema inmunológico será un hito importante para entender por qué se da ese ataque y como detenerlo. En el caso del Mal de Alzheimer hay más controversia, pero también puede relacionarse con el sistema inmunológico. Los autores sugieren que la acumulación de proteínas puede ser por fallas de los vasos linfáticos en realizar su trabajo.
Incluso, Kipnis agrega “Creemos que estos vasos juegan un papel muy importante en todas las enfermedades neurológicas relacionadas con el sistema inmunológico”.
Este descubrimiento se originó cuando el Dr. Antoine Louveau, compañero de Kipnis, observó al microscopio la presencia de células T propias del sistema inmunológico en membranas del cerebro de ratones (meninges). Posteriores estudios realizados por varios otros investigadores bajo la dirección de Kipnis ratificaron esos resultados y comprobaron la presencia de estos vasos en tejido humano. La red, informan, “se inicia desde los ojos, recorre el bulbo olfatorio antes de ubicarse en una zona adyacente a los senos frontales”.
Los autores agregan además que esta red es bastante similar a las del sistema linfático periférico pero con ciertas características únicas, como por ejemplo “es menos complejo y tiene vasos linfáticos más angostos”.
Este descubrimiento confirma los hallazgos previos de que las células inmunitarias están también presentes en cerebros sanos, noción que hasta hace poco era puesta en duda.
Esperemos que estos descubrimientos pronto aporten avances significativos en el tratamiento de la Esclerosis Múltiple y el Mal de Alzheimer.

¡¡Hasta pronto!!



Fuente: http://www.iflscience.com/