miércoles, 8 de abril de 2015

Recomedaciones para Ahorrar Electricidad en el Hogar


        Hoy día hay una gran inquietud por el deterioro cada vez mayor del ambiente en todo el planeta. El cambio climático a nivel global es motivo de preocupación ante las graves consecuencias que afectarán a todos los seres vivos en la medida que siga aumentando la temperatura en nuestra querida Tierra.
Todas las sociedades han ido tomando conciencia de la urgencia en reducir la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, como vía para retrasar ese temido calentamiento. Para ello es necesaria la participación y compromiso de cada uno de nosotros adoptando nuevos hábitos de consumo,  en especial de energía eléctrica, la cual depende en gran medida de combustibles fósiles, principal fuente de CO2.  A manera de contribuir, les listamos algunas recomendaciones que pueden ayudar a reducir el consumo de combustibles fósiles.
Consumo de energía en  general
1.-  Apague las luces que no esté utilizando
2.- Use bombillos ahorradores. Estos consumen una quinta parte de lo que consume una bombilla incandescente. Eso sí, tenga en cuenta que estas lámparas contienen vapores de mercurio. Si llega a romperse una ventile la habitación a la mayor brevedad, abriendo una ventana, y si tiene aire acondicionado centralizado, apáguelo de inmediato.
3.- Si le es posible usar lámpara LED es mucho mejor. Son más costosas pero consumen la décima parte de una lámpara incandescente y su vida útil es 500 veces más prolongada.
4.- Desconecte los artefactos eléctricos que no esté usando. Se estima en 8% el consumo de electricidad en el hogar se debe a lo que se conoce como consumo vampiro, que es el de los aparatos en stand by.
5.-  Compre equipos electrodomésticos certificados como clase A, de bajo consumo energético
6.- Bajar el brillo de la pantalla de su TV reduce su consumo de energía entre 30% a 50%. El brillo que trae el equipo de fábrica suele ser más fuerte de lo necesario.
7.- Apague el equipo de computación durante la noche. Que no quede encendida o hibernando.
8.- No deje al celular cargándolo toda la noche. Con unas pocas horas es suficiente.
9.- En su edificio, suba por las escaleras al menos una vez por semana. Evita el uso del ascensor, ahorra energía y usted hace algo de ejercicio.
Control de la temperatura en el hogar
10.- Si tiene aire acondicionado, ponga el termostato en 24 °C. Por cada grado que disminuye la temperatura el incremento de consumo de energía está entre un 5% y 8%.
11.- En verano, para refrescar la casa abra las ventanas temprano por la mañana y por las noches, cuando baja la temperatura,. Saque provecho a la sombra de los árboles, aleros y toldos.
12.- Si es posible, pinte las paredes externas y el techo de su casa con colores claros para reducir la temperatura de los ambientes internos.
13.- En invierno coloque el termostato en 20 °C. Si siente algo de frío, es preferible abrigarse a subir la temperatura. Y si el clima lo permite, en los horarios de mayor temperatura es altamente recomendable ventilar la casa para renovar el aire y reducir la humedad. Una casa muy húmeda es más difícil de calentar.
En la cocina
14.- Para ahorrar tiempo y energía use preferiblemente una olla a presión.
15.- Caliente solo el agua que va a utilizar. Si hierve verduras, aproveche el agua caliente como base para sopas, cocinar pastas o cereales, etc.
16.- Procure no abrir su refrigerador frecuentemente, distribuya homogéneamente los alimentos dentro de él y coloque el termostato en una temperatura intermedia.
17.- Descongele los alimentos con suficiente anticipación. Páselos del congelador al refrigerador para ahorrar energía, pues los mismos aportan frío a los otros alimentos demorando así el arranque del compresor.
18.- A menos que sea necesario, no precaliente el horno. Enciéndalo cuando coloque la fuente dentro del mismo. Aproveche para cocinar varias comidas simultáneamente.
19.- Aproveche el calor residual del horno y de las planchas. Apáguelo unos minutos antes de terminar la cocción.
Al lavar y planchar
20.- Ponga a remojar la ropa sucia antes de meterla a la lavadora de ropas. Eso elimina la necesidad de usar agua caliente, ahorra el consumo de jabón y de energía.
22.- Si tiene oportunidad de secar la ropa al sol, hágalo. Así evita el uso frecuente de la secadora de ropas.
23.- Para planchar camisas y vestidos se puede aprovechar el vapor del baño. Solo es necesario colgarlos en una percha mientras nos duchamos.

            Esperamos que pueda usted aprovechar estas recomendaciones. Hasta pronto!!



Fuente: www.labioguia.com