miércoles, 7 de mayo de 2014

Que significa tener Disciplina

Una buena defición: Disciplina es estar a tiempo y cumplir con las obligaciones en el momento adecuado.
La persona que posee el valor de la disciplina es aquella que cumple con sus obligaciones, haciendo un poco más de los esperado, al grado de sacar adelante su trabajo y todo aquello en lo que ha empeñado su palabra.
La Disciplina es la capacidad de actuar ordenada y perseverantemente para conseguir un bien. Exige un orden y unos lineamientos para poder lograr más rápidamente los objetivos  deseados, soportando las molestias que ésto ocasiona. La principal necesidad para adquirir este valor  es la Autoexigencia; es decir, la capacidad de pedirnos a nosotros mismos un esfuerzo "extra" para ir haciendo las cosas de la mejor manera. 
Este valor es fundamental y básico para poder desarrollar muchas otras virtudes. Sin la disciplina es prácticamente imposible tener fortaleza y templanza ante las adversidades que se presentan día a día.
El que se sabe exigir a sí mismo se hace comprensivo con los demás, aprende a Trabajar y darle sentido a todo lo que hace. La disciplina es indispensable para que optemos con persistencia por el mejor de los caminos; es decir, por el que nos va dictando una conciencia  bien formada que sabe reconocer los deberes propios y ponerse en marcha para actuar.
La disciplina es el valor de la armonía, por que todo guarda su lugar y su proporción. Los seres humanos debemos tender a nuestra propia armonía de ser, pensando, y actuando siempre en relación a un buen fin. Para conquistar este valor hay que empezar por aprovechar nuestra necesidad de vivir con orden en las casas, tener solo lo que se necesita y con un lugar para cada cosa. También hay que practicar el orden en el hablar, en el vestir y en nuestras pertenencias.
Es muy significativa la forma en que la persona disciplinada aprecia el horario y el orden. No se olvida de mantener un ambiente agradable y armónico donde se encuentra. Es feliz con lo que hace, no ve el compromiso como una carga, no se molesta cuando le piden algo, piensa que es el medio para perfeccionar a otros a través del servicio a los demás.
Quien es disciplinado en sus acciones cotidianas, con su familia, en la escuela y en la comunidad, no hace falta que le vigilen y controlen, porque él (o ella) está al pendiente de cumplir con lo que le corresponde.
Con la disciplina se desarrolla la capacidad de ejercer control de: los deseos,  el carácter, las emociones, el lenguaje y actitudes. Todo eso  ayuda a conseguir las metas trazadas, con la convicción de lo que se quiere.
El dominio de nosotros mismos no ocurre automáticamente, necesitamos que nos guíen nuestros padres y maestros para que apoyen el proceso y así poder lograr consolidar el valor de la disciplina. La familia transmite el valor con el ejemplo, para que así sea mas fácil adquirirlo.
Decálogo de la disciplina
1.      Trate de hace todo bien, desde el principio hasta el final, cuidando los detalles.
2.      Planee con tiempo cada una de las actividades; así evitará las improvisaciones.
3.      Ponga atención y concentración: requiere esfuerzo pero vale la pena por la calidad obtenida.
4.      No se acelere; tenga serenidad y calma, pero sin pausa.
5.      Revise las cosas dos veces. Tenga una actitud permanente de autoevaluación de sí mismo y de todo lo que hace. No se conforme, vuelva a intentarlo.
6.      Cuidando las cosas pequeñas, la calidad se convierte en excelencia: cada vez algo mejor.
7.      Tenga ojos para ver lo que otros no ven: detalles que pueden ser mejorados. Detecte los problemas cuando son pequeños y soluciónelos en ese momento.
8.      Una persona sana es aquella que mantiene un equilibrio en los aspectos físico, mental, emocional y social.
9.      Son muchas alternativas que tenemos para desarrollar la disciplina, como las actividades al aire libre, los deportes, juegos de mesa, culturales y las bellas artes.
10.  Con mas disciplina al actuar hay mas calidad en nuestras actividades, y eso lleva a la excelencia.

Podemos desarrollar la disciplina si:
·         Aprendemos a reconocer los apoyos que tenemos y los aprovechamos de tal manera que nos ayuden a llegar a la meta.
·         Descubrimos que este valor nos ofrece la oportunidad de participar cívicamente.
·         Nos preocupamos por leer, ejercitarnos y alimentarnos adecuadamente.
·         Pensamos que con paciencia y disciplina podemos aprender muchas cosas y llegar muy lejos.
·         Somos realistas y nos esforzamos por desarrollar más nuestras habilidades y destrezas
Los atletas no ganan medallas por casualidad, tienen  disciplina para entrenar todos los días y alcanzar su sueño, que es lograr el reconocimiento y la excelencia. Y eso se ve reflejado al momento de recibir una medalla y el aplauso de miles de personas.
Hasta pronto!!

Fuentes:
www.elvalordeladisciplina.wikifoundry.com