miércoles, 1 de julio de 2015

Diez alimentos que también puede comer tu perro

¿Te has preguntado qué clase de alimentos puede comer tu perro además de las croquetas o la clásica carne? De hecho existen bastantes alimentos que sería bueno que le suministraras para mejorar con ello su nutrición.
Te presentamos una lista elegida por la publicación especializada en perros,  Modern Dogs Magazine, de alimentos que usualmente estarán en tu refrigerador y que también son saludables para tu perro, y el desglose de las propiedades nutritivas que le darás a su organismo en caso de alimentarlo con ellos.
Yogurt: le dará calcio y proteínas. Evita los que estén endulzados. El yogurt congelado también puede ser una idea saludable y refrescante para ellos.
Semillas de Linaza: son una buena fuente de omega 3 y ácidos grasos que mejorarán la salud de su pelaje y piel. También le proporcionará fibra. Procura guardar las semillas en el refrigerador dentro de un recipiente bien cerrado.
Salmón: bueno para su sistema inmunológico, mejorarán la piel y pelaje de tu perro además de que es considerado como un buen antialérgico. Puedes proporcionárselo como aceite de salmón o bien cocinado (crudo puede ser peligroso porque puede portar parásitos).
Calabaza: una buena fuente de fibra,  vitamina A y beta caroteno. Benéfico además para su tracto intestinal.
Patatas Dulces: lo proveerán de vitamina B6, vitamina C, beta caroteno, fibra y magnesio.
Vainas de frijoles o Ejotes: buena fuente de fibra, vitamina K, vitamina C y magnesio. Ideal para mantener el peso de tu perro, sobre todo si tiende a adelgazar, agrégalos a su dieta. A algunos perros les gustan incluso asados.
Huevos: una rica alterativa de proveerles proteína, riboflavina y selenio. Para los perros que son propensos a una digestión difícil, esta es una buena manera de darles una ayuda. Recuerda que es mejor que los coman cocinados pues de lo contrario podrías provocarles una deficiencia de biotina (de algunas vitaminas).
Levadura de Cerveza: a los perros parece gustarles verdaderamente. Tienen vitamina B, que mejorará su metabolismo. Solo esparce un poco en su comida y asegúrate que sea natural y no procesada o semi-cocinada.
Manzanas: contienen Vitamina A, C y fibra. Pélala y evita que tu perro coma su centro.
Avena: una buena fuente de fibra soluble.  Es sobre todo benéfica para perros más viejos; ayuda a mantener una vida intestinal saludable para él. Dásela sin endulzantes u otros aditamentos,  y siempre cocinada.
            Bien, ya sabes cuales otros alimentos le puedes proporcionar sin poner en riesgo su salud. Solo te faltará desearle que tengan “bon appétit”.
           
¡¡Hasta pronto!!


Fuente; http://www.ecoosfera.com/