viernes, 27 de febrero de 2015

Nueva Arma Médica: mini robots que se disuelven dentro del cuerpo

     Investigadores de la Universidad Johns Hopkins están trabajando con un mini robot en forma de estrella de mar, que se introduce en el organismo de un paciente para realizar una tarea, y luego de terminado el proceso, puede disolverse dentro del cuerpo. Este nuevo método despierta grandes expectativas en lo referente a avances en diagnósticos de cáncer  y suministro de medicamentos  dentro del cuerpo.
     Los robots tienen la forma de una estrella de mar (con un poco más de extremidades). Una vez introducidos en el cuerpo, se les puede posicionar y controlar remotamente para que se adhieran a objetos específicos o suministren un medicamento en un punto particular del cuerpo. Como es lógico, una vez que los robots han cumplido con su labor deben ser removidos del cuerpo de alguna manera. No se puede mantener objetos extraños flotando libremente dentro de nuestro sistema circulatorio.
     Para resolver ese problema, los investigadores han hecho muchas pruebas con distintos materiales. Se ha seleccionado un material futurístico conocido como Hidrogel. Este material puede encogerse o expandirse sin necesidad de fuentes externas de energía, ya que reacciona ante los cambios de luz, temperatura o acidez lo que provoca que las mini estrellas abran o cierren. Con el hidrogel también ha sido posible reducir enormemente el tamaño de los robots.
    Para agregar la fortaleza y rigidez necesarias en la ejecución de las tareas programadas, el hidrogel ha sido reforzado con polímeros biodegradables resistentes. Eso permite que la mini estrella se adhiera y se sujete a objetos muy pequeños, como una célula por ejemplo. La idea es que se comporten como robots que trabajen dentro de nuestro cuerpo.
     Pero si no poseen una fuente de energía ¿Cómo logran desplazarse? Responder esta pregunta condujo a la selección de otros materiales novedosos. Se agregó nanopartículas magnéticas a la mezcla. Así se les puede guiar con el uso de unidades magnéticas externas.  Esto permite que los robots puedan moverse y posicion
    Una vez culminado el procedimiento para el cual se introdujo la mini estrella, ésta se puede dejar dentro del cuerpo donde se irá disolviendo sin necesidad de seguimientos posteriores. El cuerpo terminará de expulsar los materiales dentro de la corriente de desechos                                                                                                                                   
     Hasta pronto!!


Fuente: www.iInterestingengineering.com