martes, 22 de abril de 2014

Sistema La Tierra

La primera vez que tuvimos una vista completa de la Tierra fue en diciembre de 1968. Durante su viaje de ida y regreso a la Luna, los astronautas de Apollo 8 obtuvieron fotografías de la Tierra desde el espacio. En sus fotografías, la tierra parece un pequeño mármol azul y blanco en un mar del espacio negro. En sus fotografías, la Tierra parece una pequeña esfera azul y blanca en el mar negro del espacio. Mirando al planeta desde esa ventajosa posición es fácil ver que todos sus componentes –seres vivos, aire, agua, hielo  y rocas- están conectados. Todo en la Tierra está en un mismo barco que flota a través de espacio, es decir, es todo un sistema.
Desde los años 80, los científicos de la NASA han estado estudiando la Tierra como se  estudia a otros planetas - principalmente usando satélites. Basados en esta forma de mirar a la Tierra, los científicos desarrollaron la idea de ciencias del sistema terrestre.
“Desde el espacio podemos ver a la Tierra como un sistema completo, observar los resultados netos de interacciones complejas, y comenzar a comprender cómo está cambiando el planeta en respuesta a influencias naturales y humanas,” explicó la NASA en su informe de la Empresa de Ciencias de la Tierra 2003.
Hay cinco partes del sistema de la Tierra a menudo conocidos como “esferas.” Cada parte tiene su propia colección de materiales y procesos dinámicos que hacen de la Tierra un lugar en constante evolución. Sin embargo, cada parte del sistema de la Tierra no funciona por separado. Todos interactúan con otras partes de diferentes formas.
1.      La atmósfera se extiende hacia arriba por varios cientos kilómetros desde la superficie de la Tierra . La parte más baja es el hogar de las nubes y los estados del tiempo.
2.      La biosfera es donde se encuentran todos los seres vivos incluyendo, plantas, animales, protozoos, hongos y bacterias.
3.      La geosfera generalmente se extiende desde la superficie de Tierra hasta su núcleo incluyendo todas las rocas, rocas fundidas, sedimentos, y suelos (aunque en los suelos también hay componentes vivos importantes).
4.      La hidrosfera incluye océano, ríos, lagos, corrientes, agua subterránea, vapor de agua, e incluso, charcos.
5.      La criosfera es la parte congelada del sistema de la Tierra e incluye aspectos helados de nuestro planeta como la nieve, glaciares, y hielo marino.
Aunque el Sol literalmente no es parte de la tierra, también ejerce un gran impacto en el sistema de la Tierra. Casi toda la energía en la Tierra se deriva del Sol. Los factores fuera del planeta, como el Sol y el Sistema Solar, los cuales tienen un impacto en el sistema de la Tierra, a veces se les conoce colectivamente como, la Exosfera.
Pero recientemente los científicos han notando cambios en el sistema de la Tierra a causa del calentamiento del planeta, a cambios en la forma como se utiliza los suelos, y la contaminación. Estos cambios están alterando los patrones regulares del sistema.
Los investigadores están actualmente intentando determinar de forma específica qué partes del sistema de la tierra serán afectados por el calentamiento. Según investigaciones recientes, a medida que la temperatura continúa elevándose, la criosfera continuará perdiendo hielo, la atmósfera y sus patrones de tiempo cambiarán, y la biosfera perderá ciertas especies de plantas y animales mientras otras emigrarán a nuevas áreas.
Los científicos también están estudiando cómo las partes del sistema de la tierra se afectan entre si, y cómo afectan al clima. La tierra reacciona cuando cambian aspectos del sistema . Algunas reacciones reducen al mínimo el impacto del cambio, mientras que otras reacciones exageran el impacto del cambio. Estas reacciones se llaman retroalimentaciones.
·  Las reacciones que minimizan los impactos se llaman retroalimentaciones negativas. Por ejemplo, a medida que el calentamiento global causa mayor evaporación, se crean más nubes en la atmósfera, potencialmente bloqueando más energía solar, así reduciendo la cantidad de calentamiento.
·       Las reacciones que exageran los impactos se llaman retroalimentaciones positivas. Por ejemplo, a medida que el calentamiento global derrite al hielo marino del Artico, menos cantidad de energía solar es reflejada de vuelta al espacio por el hielo color claro, de manera que se absorbe más luz, lo que conlleva a más calentamiento.
La comprensión de las retroalimentaciones negativas y positivas sobre el sistema de clima de la tierra es un área de investigación hoy día muy activa. El objetivo es encontrar modelos que permitan a los científicos mejorar las predicciones de cómo continuará cambiando el clima.
Pero no es suficiente con pronosticar como podrán ser los cambios climáticos en nuestro sistema. También es necesario que todos los seres humanos pongamos  énfasis en contribuir, cada quien de acuerdo a sus posibilidades, llevando un modo de vida menos contaminante que nos ayude a preservar de manera equilibrada a esta nave que llamamos sistema Tierra.
Hasta pronto!!