lunes, 24 de junio de 2013

INSOMNIO, un trastorno muy común

Generalmente aceptamos que dormir es algo normal, es un placer que se disfruta desde el momento de acostarnos ya adormilados, hasta cuando nos levantamos luego de haber tenido un sueño tranquilo y reparador. Es una sensación tan grata que nuestro cuerpo responde espontáneamente manifestando optimismo y vigor suficiente en las siguientes horas después de habernos despertado.

Sin embargo no siempre ocurre así. Todos los seres humanos, sin excepciones, hemos sufrido trastornos de sueño. Puede ser por poco tiempo como en la gran mayoría de los casos, o por períodos prolongados como en casos severos. El trastorno mas común es la falta de sueño o insomnio, síntoma tan molesto que en ocasiones nos lleva a consultar con el médico de cabecera.

Demasiado ruido, una cama poco cómoda, una temperatura excesiva, rutinas irregulares o sedentarismo pueden ser responsables del insomnio. El comer demasiado puede hacer difícil conciliar el sueño, mientras que comer muy poco puede llevar a despertarse demasiado temprano. El tabaco, el alcohol, las bebidas con cafeína tales como el café o el té, también trastornan el sueño. La calidad del sueño también se verá afectada por la presencia de algún dolor o si hace demasiado calor.
Cuanto es necesario dormir?  Esto depende principalmente de la edad, aunque también varía mucho entre las personas de un mismo grupo etario. Los bebés duermen cerca de 17 horas al día, y el tiempo requerido se reduce a 9 ó 10 horas cuando crecen. La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño cada noche, y serán menos a medida que el individuo envejezca. Existen grandes diferencias entre unas personas y otras, hasta el punto que algunas personas pueden estar bien con sólo 3 horas de sueño por noche. Estos son casos extraordinarios, pero existen!
Que ocurre si no duermo? Una noche ocasional sin dormir tiene muy poco efecto sobre nuestra salud física o mental. Sin embargo, si son varias noches de insomnio nos sentimos soñolientos durante el día, nos resulta más difícil el concentrarnos y/o tomar decisiones y, puede afectar nuestro estado de ánimo. El insomnio prolongado puede ser muy peligroso para aquellas personas que manejan maquinaria pesada o conducen automóviles. No hemos de olvidar la gran cantidad de muertes que se producen cada año a consecuencia de quedarse dormidos al volante en las autopistas.
Si usted tiene problemas para dormir, aquí tiene algunos consejos que pueden ayudarle a conseguir una buena noche de descanso.
·        Acostumbre a acostarse y levantarse siempre a las mismas horas cada día,
·        Procure que su habitación tenga un ambiente cómodo. Evite en lo posible demasiado calor, demasiado frío o demasiado ruido.
·        Realice una moderada cantidad de ejercicio físico durante el día. Por ej., caminar 30 minutos es muy saludable y fácil de hacer.
·        No beba té o café por las tardes. Tome un vaso de leche tibia antes de acostarse.
·        No beba demasiado alcohol, ya que a pesar de que éste le ayudará a quedarse dormido, casi con certeza le despertará durante la noche.
·        No coma o beba demasiado tarde en la noche. Intente cenar más temprano.
·        Si usted ha pasado una mala noche, resista la tentación de acostarse al día siguiente, ya que si lo hace le resultará más difícil dormir por la noche.
·        Intente relajarse antes de acostarse. Su médico podrá recomendarle alguna técnica de relajación.
·        Si algo le preocupa y no hay nada que pueda usted hacer al respecto en ese momento, intente escribir sobre ello antes de irse a la cama y dígase a sí mismo que tratará con el problema al día siguiente.
·        Si no puede dormir, no se quede en la cama. Levántese y haga algo que encuentre relajante como leer, escuchar música tranquila. Después de un rato se sentirá lo suficientemente cansado como para regresar a la cama.
Si estos consejos no le ayudan en su problema de insomnio, es recomendable que acuda a su médico, bien para hablar de aquellos problemas que puedan estar preocupándole o bien para descartar la presencia de una enfermedad física, o de algún medicamento que esté tomando, o de  problemas emocionales de cualquier tipo que puedan ser responsables de su insomnio.
Cuando el insomnio es prolongado la causa puede estar en problemas emocionales, a dificultades en la vida diaria, o en ocasiones, a la presencia de problemas psicológicos más graves. Las personas con ansiedad intensa encuentran muy difícil conciliar el sueño. En la depresión grave, los pacientes se despiertan muy temprano,  muchas veces en medio de la noche, y les resulta imposible volver a dormirse.
En el mercado existe una gran variedad de pastillas, que a pesar de ser utilizadas para combatir el insomnio desde hace mucho tiempo, en la actualidad se sabe que no constituyen una respuesta permanente para el problema del insomnio. Estos fármacos le harán sentirse cansado o irritable al día siguiente y perderán su efecto bastante rápidamente, haciendo necesario el aumentar la dosis para conseguir el mismo efecto, dando lugar a una adicción. En definitiva, las pastillas para dormir deben usarse únicamente bajo vigilancia médica, durante breves períodos de tiempo, en aquellas personas que están tan trastornadas que no pueden dormir.
Es tan común el insomnio, que antes de la aparición de la pastilla para dormir, era y sigue siendo normal acudir al consumo de remedios naturales. Tal es el caso de infusiones a base de hierbas relajantes como valeriana, lechuga, tilo, toronjil o melisa, hierbabuena, mejorana, etc. Atrevo a asegurar que no hay ser humano que no haya consumido alguna vez en su vida una infusión de cualquiera de estas hierbas cuando ha tenido insomnio. Muchas de ellas contienen en su composición los elementos que han servido de base para elaborar muchas de las pastillas para dormir. El relax que da tomar una bebida calientita antes de dormir, mas la convicción que nos ayudará a dormir, logran el efecto deseado. Pero de nuevo, si el insomnio es severo, estos remedios pierden su efecto con el tiempo y será necesario visitar a nuestro médico para que nos ayude a resolver este trastorno.
Algo mas antes de cerrar. Algunas personas se quedan dormidas durante el día a pesar de que desean permanecer despiertas. La razón más frecuente es la falta de sueño en la noche previa.  En otras ocasiones algunas personas se quedan dormidas como forma de escapar de las presiones de la vida diaria. Sin embargo, cuando este tipo de trastorno tiene un carácter continuo es necesario descartar la presencia de enfermedades físicas como la diabetes, infecciones virales o problemas tiroideos.
Espero que este artículo les sea útil, en especial los consejos para lograr el sueño.
Feliz semana!!


.