lunes, 10 de junio de 2013

En el futuro. habrá suficiente carne para todos?

Leyendo hace unos días sobre alimentos para dentro de pocos años, recordé un artículo escrito por Isaac Asimov, en 1974, tratando este tema. He hecho un resumen del mismo para publicarlo en esta semana. Estoy seguro les llamará la atención.

La Segunda Ley de la Termodinámica explica claramente el por que ninguna fuente de energía puede ser consumida con eficiencia total. De hecho,  conseguir que el 40 % de la energía se transforme en funcionamiento real de una máquina es una verdadera proeza técnica.
De igual forma ocurre con las plantas. Aprovechan solo una pequeña porción de la energía solar que reciben. Por ser ésta tan abundante e inagotable es que tenemos el planeta cubierto de verde.
Los estudios indican que los animales hervíboros solo aprovechan efectivamente un promedio de 10 % de los alimentos que consumen para formar y mantener sus tejidos. Es decir, tiene que haber diez veces mas de masa vegetal que masa de vida animal.
Si por cualquier causa aumentan los animales y se rompe esa relación de uno a diez, algunos de ellos morirán de hambre. Si el consumo continúa sin restricciones, mermará la masa vegetal causando mas muertes por hambre. Y si se recupera el equilibrio se logra con niveles mas bajos de masa vegetal y de masa animal.
Subiendo en la cadena, se nota que el animal depredador tiene igual aprovechamiento cuando consume al animal hervíboro. De ahí que por cada 100 kg de vida vegetal existan 10 kg vida animal hervíbora, y 1 kg de una segunda especie de vida animal que se alimenta de la primera.
Existe pues una larga cadena compuesta por animales que consumen a otros animales, y éstos a otros, y así sucesivamente hasta llegar a las plantas. Y cuanto mas nos alejemos del extremo donde están las plantas, tanto menor será la masa total de la especie correspondiente. Es por esta razón que los animales terrestres hervíboros son mas grandes que los carnívoros.
Entre los  animales acuáticos el proceso es parecido. Las grandes ballenas se alimentan de krill, un pequeño crustáceo hervíboro que abunda en aguas polares. La población de krill se estima en 500 millones de toneladas, la mayor masa animal del planeta. En este caso el factor preponderante no es la corpulencia sino la abundancia.
El ser humano tiene la suerte de ser omnívoro y poder vivir de casi cualquier cosa. A la mayoría parece gustarnos la carne. Pero si solo ingiriésemos directamente las plantas, en lugar de alimentar a los animales con ellas, por cada 100 kg de masa vegetal se podría mantener 10 kg de vida humana. Es decir, si todos fuésemos vegetarianos podrían existir 10 veces mas personas que si solo comiéramos carne.
Eso explica el por que cuando surgió la agricultura hace diez mil años, y los cereales ingresaron a la dieta, la población humana aumentó espectacularmenre en las regiones donde se impuso el nuevo estilo de vida.
En octubre de 2011 la población humana llegó a 7.000 millones de personas. Y se prevé (con mucho temor) que en el año 2050 esa cifra se haya duplicado. Cómo se podrá alimentar a todos?
Para lograr ese exigente reto es posible que ya no podamos darnos el lujo de criar vacas, ovejas, cerdos, pollos, etc., y sea altamente necesario saltar varios eslabones en la cadena para mejorar el aprovechamiento de los alimentos. No es de extrañar que la humanidad entera pueda verse obligada a una transformación progresiva hacia el vegetarianismo.
Así hasta que el crecimiento demográfico se controle y estabilice, y aprendamos a no saquear nuestras reservas alimenticias. Si es que eso se puede algún día!

Para la próxima semana hablaremos sobre tendencias en la elaboración de alimentos del futuro.

Hasta la próxima semana!!