lunes, 17 de junio de 2013

Alimentación en el Futuro, Dudas por resolver

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) hoy día hay 3 tipos de paises, de acuerdo a la siguiente clasificación:
1.      Aquellos con capacidad agrícola para ser autosuficientes en producción de alimentos
2.      Aquellos que no son autosuficientes pero tienen recursos para importar suficientes alimentos
3.      Y los que no son autosuficientes y carecen de recursos para importar los alimentos que necesitan. Su población aproximada es 3800 millones de personas y se estima que para 2050 superará los 6000 millones.

Si hoy es difícil, en el futuro satisfacer la demanda mundial de alimentos será cada vez menos fácil. Habrá mas población. Y la incorporación de nuevos suelos cultivables va a ser cada vez menor pues la tierra utilizable está ya casi toda  en uso. Para ganar “la carrera de los alimentos” se requerirá:
·        Incrementar la producción agrícola
·        Mejorar la distribución de alimentos
·        Mejorar el manejo de recursos disponibles
·        Controlar el crecimiento poblacional a través de planificación familiar, educación y atención adecuada de la salud

Hay expectativas sobre lo que pueda lograrse para los años futuros. Han ocurrido cambios tecnológicos que podrían ayudar a cubrir la demanda de alimentos y hasta cambiar el enfoque de alimentación en pocos años. Se ha intensificado la búsqueda con gran rigurosidad científica sobre los alimentos y sus efectos. Porque las personas están cada vez más conscientes en preservar su salud,  y por eso demandan productos saludables y adaptados a sus propias necesidades personales.  Así, los alimentos se catalogan ahora de esta manera:

·       Alimentos funcionales.-  Contienen un componente, nutriente o no, con efecto selectivo sobre una o varias funciones del organismo, con un valor añadido por encima de su valor nutricional que justifican su carácter funcional o incluso saludable. Ejemplos: menor contenido de calorías, con menos grasas o con grasas saludables, bajo índice glicémico, etc. El yogurt es un alimento muy representativo de esta categoría.
·       Alimentos orgánicos.- Cuidan la salud del consumidor y ayudan a mantener el equilibrio del medio ambiente donde se producen.  Su principal atractivo es la ausencia  o muy baja carga de pesticidas durante su producción. Su mayor inconveniente son sus mayores precios y su disponibilidad muy limitada. Y si crece mucho la demanda, se dificulta el no usar pesticidas.
·       Alimentos transgénicos (GM).- Aquellos manipulados añadiéndoles o quitándoles genes, de su misma especie o de otras. La idea es introducir cambios para que el alimento tenga mayor resistencia a insectos, herbicidas o virus, o maduración retardada, o cambio de colores. Hay preocupación sobre las consecuencias que este manejo genético pueda tener sobre la salud y futuro de la humanidad. Alergias? Animales gigantes o deformados?  Daños al medio ambiente? Hay muchas preguntas aun por responder.


Concentrémosnos en los alimentos transgénicos (modificados genéticamente). Surgieron a mediados de la década de 1990 y fueron tan rápidamente adoptados por los productores que, hoy en día, se estima que el 70% de los alimentos producidos contienen al menos un ingrediente que ha sido modificado genéticamente.

Vegetales resistentes a las plagas, tomates que no se pudren tan rápidamente, semillas de arroz enriquecidas con vitaminas, carne de animales y aves modificados genéticamente y huevos con aditivos, son solo algunos ejemplos de alimentos transgénicos que consumimos diariamente.

Posiblemente ignoremos es que mucha de la producción mundial de leche es transgénica. Los bovinos son inyectados con una hormona de crecimiento llamada rBGH, producida por la compañía Monsanto, que les hace producir hasta 20% mas de leche. Esta hormona es una de las principales preocupaciones por parte de los detractores de los alimentos transgénicos, ya que existe una correlación bastante establecida entre sus efectos y el desarrollo y crecimiento de cáncer. Se ha vinculado al cáncer de mama, próstata y colon. Por esa razón el uso de rBGH ha sido prohibido en Canadá, Unión Europea, Australia, Nueva Zelanda, casi toda América Latina y muchos paises asiáticos. En cambio, en  USA si está permitida. Hay muchas controversias con este caso en las que cada parte tiene fuertes argumentos para estar a favor o en contra del uso de la mencionada hormona.

Las grandes corporaciones aseguran que es necesario este tipo de manipulaciones genéticas en los alimentos para poder producir la cantidad necesaria, y a un costo bajo, a fin de alimentar a toda la población mundial. Por otra parte, los ecologistas plantean que la cantidad de alimentos que se produce en el mundo es suficiente para satisfacer a todos sus habitantes,  pero que está mal repartido.

De todas maneras, el consenso científico en la actualidad es que los alimentos transgénicos en el mercado no poseen mas riesgos para la salud que los alimentos tradicionales y, además, no se ha documentado ningún caso de enfermedad producida por ese tipo de alimentos. Según la Organización Mundial de la Salud, hoy en día no hay pruebas que el consumo de alimentos genéticamente modificados, que han analizado, provoque efectos negativos en la salud humana.

Es recomendable permitir la producción y el consumo de alimentos transgénicos? No hay una respuesta definitiva. Sin duda, hay casos en donde se justifica la modificación genética pues ya hay suficiente experiencia de su inocuidad en la salud de las personas. Pero también situaciones en donde existen serias dudas y se requiere una investigación mas profunda y prolongada para definir cuales si y cuales no serán los alimentos apropiados para el ser humano y el ambiente. El tiempo nos dará la respuesta.

Este es un tema de gran relevancia para nuestra salud que no es para dejarlo de lado. Seguiremos buscando información.

Feliz semana!!