lunes, 19 de enero de 2015

La Tolerancia y el Respeto

           La educación de la libertad  tiene como complementos la tolerancia y el respeto. No se puede entender la libertad si no se contempla una apertura hacia los otros. Y a pesar que se habla mucho de estos valores, en realidad son aplicados pocas veces. No hay mas que ver cuando se reunen unas cuantas personas, son pocas las que escuchan! Cada uno dice lo suyo sin delar intervenir a nadie, y puede constatarse que hay momentos donde todos hablan a la vez.
          Cuando se habla de tolerancia, se refiere a la actitud que adoptamos cuando nos encontramos con algo que resulta distinto a nuestros valores. Debe tenerse en cuenta que la tolerancia no es sinónimo de indiferencia. No prestar atención, o negar los valores que defiende el prójimo no es una actitud tolerante. La tolerancia implica respeto en primer lugar, y en el mejor de los casos, entendimiento.
       También se debe destacar que a pesar que la tolerancia invita a respetar y comprender los valores los otros, no supone aceptar aquellos que maltratan los derechos de los demás. Si un sujeto defiende convencido la “supremacía racial” y busca el exterminio de quienes son diferentes, de ninguna manera significa que haya que tolerar su postura.
          Un defecto que puede entorpecer el respeto y la tolerancia es el amor propio. Este es un mal consejero pues nos hace creer que siempre tenemos la razón y nos dificulta el aceptar que los demás no piensen como nosotros. Se carece de respeto hacia otros cuando defendemos nuestros puntos de vista con excesiva rigidez.  La verdad lucirá siempre mejor cuando es defendida con amabilidad, constancia y sin violencia.
        El respeto hacia los demás supone tener respeto por sus decisiones y por sus sentimientos, ello no significa que estamos de acuerdo ni que los compartamos. Significa que aceptamos que la otra persona tiene derecho a tener sus propios sentimientos y a tomar sus propias decisiones.
       Respetar a los demás es aceptar los límites que nos impone la ética de no invadir espacio privado sin su consentimiento, no ser arbitrario  con él sino más bien consecuente.

         Hasta pronto!!

Fuentes: hhtp://www.vidadefamilia.org
               htto://marzeerodriguez.bliggo.cl/

               http://definicio.de