miércoles, 5 de noviembre de 2014

El Examen de Sudor quizás reemplazará al Análisis de Sangre

            A todos les desagrada que le extraigan sangre para hacerle análisis. A eso agregue que las muestras deben ser analizadas en un laboratorio y los resultados pueden tardar varios días. Parece que en un futuro no muy distante, eso podría ser cosa del pasado.
            Un equipo de científicos de la Universidad de Cincinnati, dirigidos por el profesor de ingeniería eléctrica Jason Heikenfeld, en unión con el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, están desarrollando un sistema para obtener información del sudor en lugar de lograrlo a través de la sangre.
           El sudor, aunque pueda resultar muy desagradable en algunas ocasiones, da mucha información de cómo estamos. Es nuestra forma de enfriar al cuerpo, pero en esas gotas hay muchos datos útiles para saber que nos ocurre.
      Desde hace cinco años el equipo dirigido por Jason Heikenfeld trabaja en un dispositivo, parecido a una pequeña cinta adhesiva, capaz de recoger y transmitir a un teléfono móvil datos médicos casi en tiempo real, mediante el análisis de sudor del paciente.
         En un artículo publicado en la revista IEEE Spectrum, Heikenfeld explicó que el parche contiene un circuito flexible con un sensor, una antena, un chip y un papel microfluídico que recoge las muestras de sudor.
            El papel absorbe cantidades diminutas de sudor de la piel en un patrón en forma de raíz de árbol, con el propósito de maximizar el área de muestreo.
           A fin de mantener el sudor que fluye a través del papel durante un período sostenido de tiempo, se incorpora un hidrogel súper absorbente en el parche, para almacenar la muestra, incluso hasta varias horas después de haberla recogido.
Diferentes usos
            El prototipo actual del parche ha sido diseñado para medir las concentraciones de sodio y cloruro, útiles para el diagnóstico de ciertas enfermedades como fibrosis quística.
           Las futuras versiones también podrán medir el nivel de electrolitos (sodio, potasio, calcio, cloruros), metabolitos (lactatos, creatinina, glucosa, ácido úrico), proteínas, moléculas pequeñas y aminoácidos. Todos estos biomarcadores indican la condición física del cuerpo.
        En los atletas, por ejemplo, una bajada de electrolitos puede provocar calambres paralizantes, obligándoles en ocasiones a abandonar una competición. “Los atletas quieren llevar su desempeño físico hasta el límite absoluto. Pero es difícil saber cuando están empujando demasiado, cuando están causando daños a sus tejidos. Este dispositivo les dará esa información”. Dijo Heikenfeld.
         Los datos se transmiten de forma inalámbrica a una aplicación en el teléfono. En el futuro esta tecnología podrá usarse para:
·         Evitar calambres en los atletas mediante el seguimiento de sus niveles de electrolitos.
·         Tener control de los signos vitales de bebés prematuros, de forma no invasiva.
·         Permitir a los diabéticos conocer sus niveles de glucosa.
·         Dosificar medicamentos adecuadamente mediante la medición de metabolitos en el sudor del paciente.

“En última instancia, el análisis de sudor ofrecerá una visión minuto a minuto de lo que está sucediendo en el cuerpo, con una muestra obtenida de forma discreta y conveniente” concluyó Heikenfeld.
Se estima que los ensayos del sistema con seres humanos comiencen a finales de este año.

Hasta pronto!!


Fuente: BBC Mundo