lunes, 2 de junio de 2014

Virtudes Curativas del Cloruro de Magnesio

            Desde los inicios de la publicación de este blog he recibido en tres distintas ocasiones la sugerencia (o petición?) que escriba sobre los beneficios a la salud que aporta el consumo diario de cloruro de magnesio. Las personas que lo han hecho gozan de muy buena salud, son activas y de carácter alegre. No se conocen entre si,  pero coinciden en la forma proactiva como enfrentan los vaivenes con los que sus respectivas vidas les zarandea.
            Así que buscamos literatura sobre esta sustancia. Abunda mucha información en internet. Aunque algunas publicaciones son cautelosas en recomendar el consumo de cloruro de magnesio, la gran mayoría de los artículos son entusiastas al hablar de sus beneficios. Encontré uno que me agradó, pues es bastante resumido y concreto comparado con la mayoría de los otros, por lo que me he permitido transcribirlo.
            Antes que nada se debe advertir que esta información es suplementaria, y no pretende sustituir  en modo alguno las recomendaciones que pueda darle su médico. Consúltelo antes de iniciar su consumo.
LAS VIRTUDES CURATIVAS DEL CLORURO DE MAGNESIO
HISTORIA
            El físico y jesuita Ignacio Puig, eminente sabio, Director del Observatorio del Ebro y fundador de la revista científica IBERLCA, publicó un libro titulado: “VIRTUDES CURATIVAS DEL MAGNESIO”, donde demuestra sus propiedades curativas, basándose en múltiples estudios y experiencias y apoyado por la autoridad de célebres médicos. En este libro expone su teoría, que resumimos a continuación: Los alimentos que hoy día consume el hombre son muy ricos en potasio y muy pobres en magnesio.
Ello se debe a que la agricultura está tratada con abonos químicos fabricados por el hombre para hacer crecer rápidamente las plantas y los animales, los cuales son, como hemos dicho, muy ricos en potasio y pobres en magnesio Las sales de potasio en exceso van produciendo paulatinamente en el organismo humano, sobre todo en la sangre, un envenenamiento, originando así la inmensa mayoría de las enfermedades que aquejan al hombre de hoy. En cambio si las plantas fueran tratadas con abonos naturales (estiércol), como la misma naturaleza los ha hecho y utilizado siempre, llevarían gran riqueza de magnesio, el cual contrarresta esta intoxicación actuando en el organismo como regulador y produciría en él sus efectos saludables y maravillosos.
Estos efectos son, entre otros, los siguientes
• Cura la artrosis debida al ácido úrico
• Hace desaparecer el temblor senil.
• Desvanece el agotamiento intelectual.
• Hace desaparecer el reuma.
• Previene y cura la próstata y hemorroides.
• Previene la gripe.
• Alarga la juventud.
• Evita la obesidad.
• Es preventivo del cáncer.
• Evita la arteriosclerosis.
• Es un excelente laxante.
• Modera los trastornos digestivos.
• Reduce la bronquitis.
• Evita los sabañones.
• Actúa como desodorante.

            Estos y otros muchos efectos produce la solución del Cloruro de Magnesio, demostrados científicamente en el citado libro. Por eso no es extraño que miles de personas lo tomen a diario, siendo ellos mismos los propagandistas entre sus amistades.
QUÉ ES
El Cloruro de Magnesio no es una medicina, sino simplemente una sal soluble en el agua, de gusto salado y amargo, que debido a su escasez en los alimentos deberíamos tomar todos para restaurar el equilibrio perdido por las sales de potasio.
CÓMO SE TOMA
Se pone en un embudo 50 gr. o el equivalente 2 cucharadas soperas y se disuelve en un litro de agua.
DOSIS
Aunque no hay cantidad señalada, lo corriente es tomar cada día lo que cabe en una copita de coñac, antes o después de las comidas. Tomándolo en ayunas actúa como excelente laxante contra el estreñimiento. Si al tomarlo le producte un efecto demasiado intenso y tiene que ir al baño más a menudo de lo habitual, puede bajar la dosis hasta encontrar la que se adapte mejor a su organismo y pueda ir de vientre de forma natural.
Si está aquejado de alguna enfermedad arriba indicada, se puede tomar dos veces por día (mañana y tarde), sobre todo a partir de los 40 años.
Los efectos del Magnesio empiezan a sentirse al cabo de 2 ó 3 meses de empezar el tratamiento. Es muy importante ser constante en tomarlo cada día, y debido a sus efectos benéficos en el organismo, no olvidarlo a partir de los 40 años.
Pruébelo Ud. mismo y se unirá a los miles de admiradores y entusiastas de estas maravillosas sales.

Como puede Ud. ver es un artículo cortito pero sustancioso. Dejo en sus manos la opción de consumirlo. Pero no olvide de consultar antes a su médico.

Hasta pronto!!!