miércoles, 18 de junio de 2014

Piscinas Orgánicas

          Este artículo tiene las características propias de una promoción comercial de un producto. Pero no es esa nuestra intención. Nos lleva a publicarlo el deseo de dar a conocer  tendencias actuales que buscan replicar, o quizás multiplicar, las condiciones propias de ambientes naturales
Poco a poco se ha ido popularizando en Inglaterra el concepto de piscinas orgánicas. Esta idea ha sido desarrollada por un empresario , David Pagan Buller, quien ha diseñado la construcción de piscinas que semejan una pequeña laguna.  Es una piscina bordeada de plantas, en donde pululan pequeños insectos: libélulas, mariposas, etc, atrae a las aves de los alrededores al amanecer y al atardecer, tiene ranas. Emplea energía solar y no usa productos químicos para mantener el agua limpia. Y todo en el patio de la casa! Lo que se busca es trabajar con la naturaleza para disponer de agua limpia y saludable para nadar.
En las lagunas, las plantas y animales preservan las condiciones del agua sin usar cloro u otros desinfectantes. Por eso, al nadar en una laguna no se le irritan los ojos y no le maltrata la piel. 
            En las piscinas orgánicas se busca reproducir las condiciones que tienen las lagunas naturales bien conservadas. La clave para ello es lograr un eco-sistema saludable, evitar que haya una especie predominante sobre las otras.
            Por ejemplo, para controlar el crecimiento de algas se debe restringir la cantidad de nutrientes en la piscina. No permitir que aumenten. Las plantas ayudan mucho, pues  absorben los nutrientes y reprimen el desarrollo de algas.
            Hay una infinidad de micro-organismos integrados al agua, como en las lagunas. Muchos son muy mal llamados “pulgas de agua”. Son esenciales  para ir filtrando el agua y consumir partículas suspendidas de algas.  Para lograr ésto se requiere no tener peces en la piscina orgánica, porque se comen a esos micro-organismos y facilitarían  el crecimiento desmedido de algas.
Como es la estructura de esa piscina orgánica?
La piscina orgánica está dividida por dos secciones, la de natación y la de regeneración. En esta zona están las plantas, por lo que también se le conoce por zona sembrada. La zona para nadar es profunda (como las piscinas normales: con rampa  y máximo 2 m), ubicada en el centro y está rodeada por la zona sembrada. El área con las plantas es al menos la mitad del área total de la piscina, y es allí donde se acondiciona casi toda el agua. Esta circula por toda la piscina por convección natural o mecánicamente.
            Si el tamaño es grande, y con secciones de  buena profundidad, la convección natural y el movimiento superficial causado por la brisa son suficientes para mantener la circulación del agua. Para estos casos se recomienda un mínimo de 120 m2.  Si la piscina es mas pequeña, o la zona de regeneración es menos de la mitad de la superfcie total, se hace necesaria la circulación y filtración mecánica.
            Cuando hay filtración y purificación mecánica, se efectúa con filtros de sustratos biológicos  porosos. Allí hay microorganismos que se alimentan de materia orgánica presente en el agua bombeada a través del filtro, pues les proporciona nutrientes y oxígeno que contribuyen a la biodiversidad de la zona sembrada.
Las piscinas con flora nativa local proporcionan un hábitat para la vida silvestre, así como una mayor capacidad de recuperación de la calidad natural del agua. Para su mejor disfrute y comprensión de lo que pretendemos describirles le recomendamos vea el siguiente vdeo  cuya URL es

Hasta pronto!!