lunes, 29 de julio de 2013

El Ozono no es bueno cuando lo respiramos

Se sabe que el ozono presente en el aire que respiramos tiene efectos dañinos en la salud humana. La exposición al ozono en días de alta concentración en el ambiente se relaciona fuertemente a ingresos hospitalarios con síntomas de asma y hasta con mortalidad prematura.
El ozono a nivel del suelo es un gas incoloro muy irritante que se forma justo arriba de la superficie terrestre. Es un contaminate “secundario” pues es producto de la reacción de dos contaminantes primarios en días muy soleados y poca brisa. Estos contaminantes primarios son los óxidos nitrogenados (NOx) y compuestos orgánicos volátiles (COV).
NOx y COV  provienen de fuentes naturales así como también de actividades humanas. Aproximadamente 95%  de NOx es originado por el hombre  proviene de la combustión de hulla o carbón, gasolina y aceite en vehículos a motor, casas, fábricas y plantas eléctricas. En cuanto a VOC, son mayormente originados por el hombre mediante: combustión de gasolina, producción de gas y derivados de petróleo, combustión de madera en los hogares, evaporación de combustibles y solventes líquidos. También hay una fuente importante de origen natural y son los bosques coníferos.
Además del ser humano, el ozono daña la vegetación y provoca disminución de productividad en algunas cosechas. También puede dañar materiales sintéticos, causar fisuras en productos de caucho, el desteñido de tintes,acelerar el deterioro de pinturas y recubrimientos. También perjudica a: algodón, acetato, nylon, poliéster y otras fibras textiles.

Protéjase.-
Cada vez que respire aire contaminado Ud. se expone a los efectos que causa la contaminación ambiental. Cuando hace ejercicios, trabaja en su jardín o ejecuta actividades vigorosas, Ud aumenta su frecuencia respiratoria e introduce mas elementos contaminantes a sus pulmones.
Como reducir los riesgos cuando el aire es de muy mala calidad? Cuando hay un ambiente brumoso, mucha calina, o smog, posponga sus actividades vigorosas para aquellos momentos en que la calidad del aire sea mejor. Actúe con calma, por ejemplo, puede caminar en lugar de trotar. Esos pequeños cambios ayudan a sus pulmones y a su corazón.
Si en su comunidad se emiten pronósticos diarios sobre la calidad del aire, tanto mejor. Guíese por ellos para mantener controlada la exposición suya y la de sus familiares al ozono.

Como se puede contribuir a reducir los niveles de ozono?
Como se mencionó antes el ozono a nivel de la superficie terrestre se forma cuando ciertos contaminantes (conocidos como “precursores de ozono”) reaccionan por efectos del calor y la luz solar generando ozono. Los carros y otros vehículos constituyen la mayor fuente de "precursores de ozono". Otros focos importantes son las fábricas, plantas eléctricas, equipos domésticos a gasolina, vapores de solventes, pinturas y otros químicos.
Podemos contribuir a que haya menos ozono con las siguientes acciones:
  1. Manejar menos. Trate de caminar en lugar de ir en su carro, o use transporte masivo, o maneje bicicleta.
  2. Haga “carpool”  con sus vecinos.
  3. Mantenga su automóvil bien entonado
  4. Evitar derrames de combustible cuando llene el tanque de su carro o de cualquier  otro equipo.
  5. Tapar firmemente los envases de productos químicos – solventes, productos para el jardín o limpiadores del hogar – para mantener al mínimo la evaporación de esos materiales.


Frecuentemente aparece  información en los distintos medios de comunicación sobre nuevas ideas de cómo proceder  para reducir la formación de ozono. También la Agencia de Protección al Ambiente ( EPA por sus siglas en inglés) tiene un portal en la web http://www.epa.gov/airnow/consumer.html que puede consultar en cualquier momento.

Feliz semana!!