jueves, 10 de diciembre de 2015

¿Qué impacto habría si la temperatura global sube 4 ó más grados?

Si no se llega a un acuerdo realista durante la Conferencia sobre Cambio Climático COP21, en París, se corre el  riesgo de que la temperatura global promedio supere el límite de seguridad, estimado en  2 ° C de incremento, y pueda haber un aumento de 4ºC o más. Pero ¿Qué significaría eso para el planeta?
Un informe para el Banco Mundial en 2012, elaborado por el Potsdam Institute  en conjunto con Climate Analytics, que fue dedicado a la Investigación del Impacto Climático advirtió que tal nivel de temperatura podría desencadenar una ola de efectos catastróficos incluyendo olas de calor extremo, disminución de las existencias mundiales de alimentos y aumento en el nivel del mar que afectaría negativamente a cientos de millones de personas. Cada región sufriría, siendo las más pobres las más afectadas.
El presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim ha dicho: Hay que evitar que el mundo llegue a calentarse en 4 grados. Necesitamos mantener el calentamiento por debajo de 2 grados".
“La falta de acción sobre el cambio climático amenaza con hacer que el mundo que nuestros hijos hereden sea un mundo completamente diferente al que estamos viviendo en la actualidad. El cambio climático es uno de los mayores desafíos que enfrenta el desarrollo individual, y tenemos que asumir la responsabilidad moral de actuar en nombre de las generaciones futuras, especialmente los más pobres".
El informe advirtió que un escenario 4ºC sería devastador, incluyendo la inundación de ciudades costeras, el aumento de riesgos para la producción de alimentos, muchas regiones secas serían más secas mientras que las regiones húmedas serían más húmedas.  Aumentaría sustancialmente la escasez de agua en muchas regiones del mundo y simultáneamente un aumento en la intensidad de ciclones tropicales. También habría una pérdida irreversible de la biodiversidad, incluyendo los arrecifes de coral.
El calentamiento más grande se produciría sobre áreas  terrestres, con aumentos entre 4 ° C a 10 ° C. Se podría esperar en el Mediterráneo, Norte de África, Oriente Medio y partes de los Estados Unidos, incrementos de 6 ° C o más en las temperaturas medias mensuales durante el verano.  Los niveles del mar podrían aumentar en 0,5 a 1 metro a 2.100.
¿Cómo se notaría el cambio climático cuando el aumento de temperatura se acerque a 4ºC?
2 ° C
Una vez que se alcanza el incremento de 2 °C, será muy difícil, si no imposible, prevenir una hambruna masiva en África que afectaría a  millones de personas. La última vez que la Tierra alcanzó una temperatura tal fue en el Plioceno, la última época del período Terciario, hace unos 3 millones de año. Para esa época el Ártico estaba poblado de árboles y no había montañas con glaciares. El nivel del mar era 25 metros más alto de lo que es hoy.
A una temperatura tal, la selva amazónica tendería a desertificarse y Groenlandia podría derretirse. El mar no sería capaz de aceptar tanto dióxido de carbono como lo hace hoy, causando con ello un ciclo de retroalimentación tal que el carbono en la atmósfera intensificaría aún más el cambio climático. Se liberarían 1.600 gigatoneladas de carbono a la atmósfera agravando aún más el proceso.
3ºC
Un aumento en la  temperatura de 3ºC potencialmente podría ser posible ya en 2050. La vegetación y los suelos desprenderían más carbono, aumentando su concentración  atmosférica en 250 partes por millón para 2100. Esto podría desencadenar un efecto fuera de control, lo que significa que en ese momento el cambio climático se alimenta y se convierte en imposible de detener. Ciudades como Houston podrían quedar destruidas para 2045, barrida por  “súper” huracanes. Y Australia sería inhabitable. El ochenta por ciento del hielo del mar se habrá derretido.
4ºC
Para entonces, el aumento de la temperatura provocaría un flujo constante de refugiados huyendo de las costas. Ambos casquetes polares se hadrán  derretido. En este punto, será imposible la estabilización de la temperatura global. Las selvas tropicales se han convertido en desiertos y la sociedad humana se verá envuelta en el caos y  probablemente en guerras civiles. Esta situación podría ser una muy lamentable  realidad antes de fin de siglo.
¿Es posible evitar esa pesadilla?

Afortunadamente, aún existen motivos para sentirse optimista. De acuerdo a informes del Banco Mundial, ya  se  ha encontrado maneras más eficientes en el uso de la energía que ayudan a reducir drásticamente el impacto del desarrollo sobre el clima. Por otra parte muchos acuerdos energéticos están concretándose en la conferencia COP21 en París. Algunos expertos dicen que puede ser demasiado tarde para evitar un aumento de 2 ° C, pero con un poco de suerte, y algunas decisiones por parte de los gobiernos podremos ser capaces de detenerlos antes de que nos acerquemos a un aumento promedio de 4 °C en la temperatura global.
¡¡Hasta pronto!!

Fuente:Interesting Engineering.com