lunes, 22 de agosto de 2016

Rápido purificador de agua que funciona con rayos solares

     Investigadores de Stanford han logrado desarrollar un pequeño dispositivo que puede purificar agua, librándole de casi todas las bacterias que estén presentes en cuestión de 20 minutos. A gran escala, hay dos procesos muy utilizados: adición de cloro o radiación UV (ultravioleta). También se emplea el Ozono, pero no es común en los procesos de tratamiento.

      Este pequeño dispositivo de color negro usa la radiación UV para purificar el agua concentrando una amplia  gama de rayos solares en un lapso de tiempo increíblemente breve. La luz solar visible, al incidir sobre el recubrimiento del dispositivo, provoca que el sulfuro de molibdeno allí presente, de inicio a una serie de reacciones químicas que purifican el agua, según lo publicado en la revista Science Alert.

     Hasta ahora, el dispositivo se ha probado con poblaciones de bacterias pequeñas, pero los resultados son muy prometedores para procesos de tratamiento completos. Un aparato como éste es una gran solución para lograr un tratamiento de agua manejable.

     “En la mayoría de los climas hay abundancia de energía solar para purificar agua. Sin embargo, la desinfección solar para agua potable depende básicamente de la luz ultravioleta que es solo el 4% de toda la luz solar, lo que se traduce en un tratamiento de muy baja velocidad. Por esta inconveniencia, siempre ha habido mucho interés en la búsqueda de nuevos materiales que puedan ‘cosechar’ luz solar  para desinfectar y purificar agua”. –  Revista Nature.
    



 A partir de las reacciones químicas iniciadas se forma peróxido de hidrógeno que inicia el proceso de aniquilamiento de bacterias y gérmenes suspendidos en el agua. En el diagrama puede apreciarse el procedimiento que tiene lugar cuando los rayos solares inciden en el dispositivo.

     La purificación con rayos UV puede usarse en pequeñas escalas,  pero es necesario dejar el agua durante 48 horas  a  luz solar directa antes de ser consumida.  Este nuevo proceso tendría la ventaja de solo necesitar un tiempo sumamente corto.

      ¡¡Hasta pronto!!




Fuente: Trevor English en http://interestingengineering.com/