lunes, 7 de marzo de 2016

Semáforos con sensores de lluvia dan prioridad a ciclistas


     Poco a poco las leyes de tránsito en las grandes ciudades, especialmente en Europa, están cambiando a favor de las personas que rehúsan manejar automóviles. Un buen ejemplo de este comentario lo representan los nuevos semáforos en Rotterdam, que dan prioridad a los ciclistas en los días lluviosos. En un día así, quien está confortablemente sentado dentro de un automóvil no siente apremio por apurarse a guarnecerse de la lluvia, más bien puede darle preferencia de paso a aquellos que si se están mojando.

     El desplazarse en bicicleta es la mejor manera de ir de un lugar a otro en Rotterdam, la segunda ciudad más grande y la más importante en Holanda. Tomando esto en consideración, las autoridades, deseando dar más comodidad a todos aquellos que han escogido un método de desplazamiento amigable al ambiente, han instalado sensores de lluvia en los semáforos. Éstos, cuando detectan humedad, inician el proceso de favorecer a los ciclistas reduciendo el tiempo de espera de tres minutos a 40 segundos.

     Este cambio tecnológico es uno de 40 medidas implementadas por gobierno local. Las autoridades buscan estimular el uso de bicicletas como medio de transporte, pues ayuda a reducir la contaminación a la vez que conduce a desarrollar hábitos saludables a través de esta actividad física. Como resultado, en 2015 hubo un incremento de 10% en el uso de bicicletas en Rotterdam.



     ¡¡Hasta pronto!!









Fuente:Lara Lopes en http://interestingengineering.com/