lunes, 27 de junio de 2016

80 ratas evitaron el veneno y llegaron a 100 mil

En el Pacífico Sur, un programa de dos millones de dólares para erradicar roedores resultó todo un fracaso, y los científicos creen saber por qué.
     Parecía que las ratas no se salvarían. Luego de años de planificación meticulosa, en 2011 los helicópteros volaron sobre un atolón del Pacífico Sur y dispersaron 80 toneladas de apetitosos gránulos de cereal, cada uno cargado con una dosis letal de raticida.

     Al principio, pareció que los dos millones de dólares del proyecto para erradicar a las ratas de la Isla Henderson no fueron en vano. Los roedores invasivos que habían estado comiendo crías de aves y tortugas marinas menguaron drásticamente, y a pocas semanas de esparcir los cebos, la población insular de roedores cayó a solo 60 u 80 individuos.

     Pero ahora, el atolón vuelve a estar invadido de ratas. En cuestión de unos cuantos años, las supervivientes se multiplicaron a 50,000 y luego a 100,000, la misma cifra que antes del envenenamiento.

     Es un cálculo elemental, dice Michael Brooke, de la Universidad de Cambridge. Una rata hembra pare media docena de crías cada pocos meses, y las crías hembras maduran en dos o tres meses.

     “Haz las sumas, y no tendrás problemas para volver a la cantidad completa en el tiempo que estamos hablando –dice-. Con este tipo de proyectos pasan dos cosas. Puedes tener éxito y organizas una fiesta, o fracasas”.

     Brooke es coautor de un nuevo estudio que explica por qué el programa de erradicación tuvo problemas. El estudio fue publicado en la edición de esta semana de la revista Royal Society Open Science.

     Los resultados ponen de relieve la dificultad de erradicar roedores en islas tropicales y subtropicales, pero también descartan ciertas causas para el fracaso y precisan la cifra de supervivientes, informaBrad Keitt, de Island Conservation, grupo no lucrativo de California.

     “Estuvieron a punto de lograrlo –asegura-. Solo sobrevivió un puñado de animales”.

     ¡¡Hasta pronto!!

Autor: Traci Watson 
Fuente: http://www.ngenespanol.com/