lunes, 15 de febrero de 2016

Plástico comestible elaborado a partir de frutas y vegetales

Es en la cocina de nuestros hogares donde manipulamos toneladas de plásticos provenientes de empaques alimenticios y de muy diversas envolturas. Por supuesto, ello genera un inmenso volumen de desperdicio de plástico extremadamente contaminante, pues tarda alrededor de 400 años en descomponerse. Con el propósito de reducir o eliminar tanta basura plástica, y a la vez con intención de preservar los recursos naturales, el laboratorio nanotecnológico de la Corporación Brasileña de Investigación Agrícola (Embrapa) desarrolló una película de plástico comestible que puede elaborarse a partir de distintos alimentos tales como frutas, vegetales y hierbas.
Tal como lo ha leído, en lugar de petróleo este nuevo plástico se hace a partir de frutas y vegetales. Así, se pueden citar como fuentes a la remolacha, la papaya, fruta de la pasión (maracuyá, granadilla, parcha, parchita, curuba), guava (guayaba), espinaca y tomates.

Este nuevo proceso será también de gran ayuda en la reducción de desperdicios alimenticios, pues pueden emplearse aquellos vegetales y frutas algo pasados de madurez, que normalmente son enviados a la basura. Otro aspecto importante es que este nuevo material combina la flexibilidad de los plásticos sintéticos con las propiedades nutricionales de sus respectivas materias primas.

En comparación con los plásticos convencionales, este nuevo producto es una película que puede presevar alimentos por el doble de tiempo. Es tres veces más resistente, es comestible y biodegradable, se descompone a los tres meses y luego podría ser usado como fertilizante.
No se puede pedir más. Bienvenido este nuevo material, deseando que su comercialización sea una realidad dentro de poco tiempo.

¡¡Hasta pronto!!




Fuente: http://interestingengineering.com/