jueves, 19 de noviembre de 2015

Encuentran nanotubos de carbono en los pulmones de niños de París

Los nanotubos de carbono han mostrado un gran potencial en infinidad de sectores, entre ellos la informática, el textil o la medicina, gracias a sus fabulosas propiedades, que hacen que sea extremadamente ligero, resistente y conductor. Sin embargo, en los últimos años se ha generado un gran debate en torno a la seguridad de su uso. ¿Se han realizado realmente todas las pruebas necesarias para garantizar que no tendrán ningún efecto perjudicial para los humanos y el medioambiente? La preocupación fue en aumento al conocerse en 2009 los resultados de unos  estudios realizads con ratones que mostraron que los nanotubos inyectados pueden causar reacciones inmunológicas similares a los producidos por el amianto. 
Para investigarlo, Fathi Moussa y sus colegas de la Universidad de París-Saclay, en Francia, estudiaron el líquido de las vías respiratorias de 64 niños asmáticos y descubrieron la presencia de nanotubos de carbono en todas las muestras. Otros cinco de los niños estudiados los tenían también en los macrófagos -células del sistema inmunológico que eliminan las partículas no deseadas- extraídos de sus pulmones.
El origen de estos nanotubos no está claro, aunque los investigadores encontraron estructuras similares en el polvo y tubos de escape de los vehículos de París. Tampoco se ha determinado por el momento, el nivel de presencia de estos nanotubos.
El objetivo del estudio no era buscar una relación entre la presencia de nanotubos en los pulmones y la enfermedad de los niños, pero según Moussa, la gente con asma puede ser especialmente vulnerable a esta presencia, dado que la capacidad de sus macrófagos para eliminar los residuos es inferior a la habitual. Aún en el supuesto de que los nanotubos no sean directamente tóxicos, añadió, tienen grandes superficies a las que otras moléculas se pueden adherir y eso podría ayudar a los contaminantes a profundizar mucho más en los pulmones y a atravesar las membranas celulares.

¡¡Hasta pronto!!

Fuente: http://boletin-noticias-nanotecnologia.euroresidentes.com/