viernes, 24 de julio de 2015

Los "neumáticos" sin aire serán un beneficio para el ambiente

La producción masiva de llantas sin aire está cada vez más cercana a la realidad luego de los avances tecnológicos logrados por empresas como Michelin, Bridgestone y más recientemente Hankook. Esta última va ya por su quinto desarrollo, que tiene numerosos beneficios para el ambiente en comparación con las llantas convencionales.
Hankook ha modificado sustancialmente la fabricación tradicional de llantas, y así ha logrado un proceso que es energéticamente más eficiente y con el empleo de materiales reciclables. Prácticamente se redujo a la mitad la cantidad de operaciones necesarias para fabricarlas.
El modelo Hankook iFlex ha sido sometido a pruebas en cinco diferentes categorías: velocidad, estabilidad, durabilidad, resistencia (dureza) y slalom (ruta sinuosa). Para esas pruebas se empleó un auto eléctrico que logró velocidades hasta de 130 km/hr sin que hubiese daño alguno en las llantas. El iFlex se desempeñó tan bien durante las pruebas como cualquier neumático tradicional. Pero aún la compañía no ha revelado más detalles de esos tests.
Por su parte Michelin han inaugurado una planta de producción de sus llantas sin aire  Tweel. En su fase inicial hay dos versiones, una para uso industrial y otra para el área agrícola. De esas duras condiciones de uso, se asume que vendrán futuros desarrollos para otros terrenos.
También Bridgestone ha desarrollado su prototipo. En el 2014, en el Auto Show de París, presentó  su “neumático” AirFree. Su beneficio principal es obviamente no tener que inflar las llantas y también que todos sus componentes son reciclables, lo que reducirá el desperdicio asociado con la producción y uso de los neumáticos tradicionales. La compañía tiene en sus planes iniciar pruebas de campo con vehículos Toyota.
Por lo que se ve, las ruedas sin aire continúan en fase de pruebas, pero no hay duda que ya se visualiza su futuro potencial. Habrá muchos beneficios derivados de su uso además de no sufrir de los desagradables pinchazos. Su fabricación con materiales reciclables hablará mucho a su favor, pues contribuirán a reducir significativamente la emisión de contaminantes sobre todo durante su manufactura y reciclaje de llantas gastadas.

¡¡Hasta pronto!!


Fuente: Allison Blackburn at  interestingengineering.com
             Rodrigo Ybarra at qore,com
             Josep Camós at motorpasion.com