viernes, 10 de julio de 2015

Alimentos con mayor vida útil sin necesidad de refrigerarlos

De acuerdo a estadísticas de las Naciones Unidas, de la FAO específicamente, cada año se pierde como desperdicio hasta el 45% de las frutas y vegetales que se producen en el mundo, y por lo general, esto ocurre en el período posterior a la cosecha. Eso representa un inmenso volumen de desperdicio de alimentos y energía.
En la búsqueda de soluciones a ese grave problema, ha surgido la invención de un envase aislante en el que se genera un microclima, estéril, que puede mantener la frescura de los alimentos por una semana sin la necesidad de refrigeración.
Este envase, desarrollado en Bélgica y bautizado como Wakati, es una solución portátil para mejorar los ingresos de los pequeños agricultores alargando la vida útil de sus cosechas mediante el uso de energía solar.
El envase consta de un ventilador operado por una celda solar de 3 vatios, que evapora lentamente unos 200 ml de agua por semana. Esto ayuda a mantener un ambiente húmedo dentro de él, lo que mantiene fresco al producto  y se evita el crecimiento de moho y hongos.
Cada unidad es capaz de conservar frescos hasta 150 kg de productos por un lapso de ocho días. Esto reduce de manera sustancial el desperdicio de alimentos  y da más tiempo a los pequeños granjeros para vender su cosecha.
Otra cualidad interesante es que el Wakati está hecho de lona, lo que facilita su almacenamiento cuando no está en uso, y su fácil reparación en el caso de un rasgado en el envase.
¿Por qué es una solución ecológica?
Wakati viene a ser una solución amigable pues podrá ayudar a reducir ese desperdicio de comida tan grande que hoy existe. Esto disminuirá las emisiones de CO2. Según la FAO, después de USA y China, el desperdicio de alimentos es la tercera fuente más grande de emisión de CO2.
Y como manifiesta Arne Pauwels, creador de Wakati, “Ahora será más fácil proteger lo que se ha cosechado y será mejor para el planeta”.  Es que reducir las pérdidas posteriores a la cosecha es más económico que incrementar la producción para compensar esas pérdidas.
En la actualidad esta invención se ha puesto en uso en 8 países, como por ejemplo Botswana, Benin y Haiti.
¡¡Hasta pronto!!


Fuente: http://issuu.com/sustainia/docs/sustainia100_2015/