lunes, 8 de junio de 2015

Acné: Ciertos tópicos pueden tener efectos secundarios peligrosos

Ciertos tratamientos para el acné pueden, en casos raros, ocasionar reacciones alérgicas graves que potencialmente pueden poner en peligro su vida.
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) está advirtiendo que el uso de ciertos productos para el tratamiento del acné que contienen peróxido de benzoílo o ácido salicílico como ingredientes activos pueden ocasionar reacciones alérgicas inusuales, pero graves y potencialmente mortales, o irritación severa. Un ingrediente activo es el componente que hace que la medicina sea eficaz contra la enfermedad o padecimiento bajo tratamiento.
Los productos para el acné contra los cuales advierte la FDA son de venta sin receta médica y de aplicación en la piel (tópicos). Estas reacciones alérgicas graves son diferentes de las irritaciones menos dañinas que ya se mencionan en la información farmacológica de la etiqueta de los productos, las cuales incluyen ardor, sequedad, comezón, exfoliación, enrojecimiento e inflamación ligera en el lugar de la aplicación del producto.
Los consumidores pueden averiguar si un producto tópico de venta sin receta para el tratamiento del acné contiene peróxido de benzoílo o ácido salicílico consultando la sección de Ingredientes activos de la etiqueta de información farmacológica impresa en el empaque del producto.
Entre 1969 y el 28 de enero de 2013, la FDA recibió 131 denuncias tanto de consumidores como de fabricantes sobre reacciones alérgicas y de hipersensibilidad adversas en relación con estos productos. Cerca de 42 por ciento de las reacciones tuvo lugar entre unos cuantos minutos y 24 horas después del uso. La edad de las personas afectadas osciló entre los 11 y los 78 años.
Tipos de reacciones
Cuarenta por ciento de estas denuncias describían síntomas de alergia graves, tales como garganta cerrada, dificultad para respirar, respiración sibilante, presión arterial baja, desmayos o vahídos, casos aislados de urticaria, comezón en el rostro o en el cuerpo (incluso en partes a las que la persona no aplicó el medicamento), y también se informó de inflamación en los ojos, la cara y los labios.
Basándose en la información denunciada, la FDA no puede determinar si estas reacciones fueron desencadenadas por los ingredientes activos o por los ingredientes inactivos de los productos, o por una combinación de ambos.
Aunque no se ha informado de ningún fallecimiento, 44 por ciento de los casos exigieron hospitalización.
“La FDA continuará vigilando de cerca y evaluando este problema de seguridad”, asegura la Dra. Khurana. Sugiere que los consumidores apliquen una pequeña cantidad del producto en una pequeña zona afectada por tres días. Si no se presenta ninguna molestia, entonces pueden seguir las instrucciones normales de uso de la etiqueta.
Qué hacer si se tiene una mala reacción
La Dra. Khurana añade que hay varias medidas de seguridad importantes que pueden tomarse para contrarrestar una reacción alérgica, entre ellas:
·  No usar el producto si ya antes ha tenido reacciones alérgicas o de hipersensibilidad.
·    Dejar de usar el producto si se presenta urticaria o comezón en el rostro o el cuerpo.
·     Dejar de usar el producto y buscar atención médica inmediata si se le cierra la garganta, siente que se va a desmayar, tiene dificultad para respirar, o experimenta inflamación de los ojos, la cara, los labios o la lengua.
Este artículo aparece en la página de Artículos de Salud para el Consumidor de la FDA que muestra lo más reciente de todos los productos regulados por la FDA.
¡¡Hasta pronto!!


Fuente: http://www.fda.gov/ForConsumers/ConsumerUpdates/ConsumerUpdatesEnEspanol