viernes, 29 de mayo de 2015

Postres Fríos Bajos en Calorías


¡Se acerca el verano! A medida que las temperaturas exteriores aumentan también lo hace la tentación de comer algo frío con alto contenido calórico como un helado o sorbetes, que no son exactamente las opciones más amigables si tienes que ponerte un traje de baño. Pero esto no significa que no puedas disfrutar de un verano divertido. Hemos encontrado una pequeña lista de postres alternativos deliciosos, refrescantes y dulces, para que puedas disfrutar durante todo el verano e incluso durante todo el año. Estos deliciosos, fríos y bien sabrosos postres ayudarán a mantener tu gusto por lo dulce y tu cintura bajo control
Yogur griego sin grasa con fruta fresca
Si se te antoja algo rico, frío y cremoso, no hay necesidad de sumergirse en una pinta de 1.000 calorías. En su lugar, satisface tus ansias de algo frío y cremoso con una golosina dulce y natural como el yogur. Llena una taza de 200 ml con yogur griego de vainilla o normal sin grasa con ¼ taza de fresas, moras, arándanos, frambuesas o duraznos. Enfría en el congelador durante 10 minutos antes de servir. Esto combina la cremosidad del yogur griego con la dulzura de las frutas de verano en su mejor momento. Todo por menos de 200 calorías. Si necesitas de "algo extra", añade 1 cucharadita de miel o chocolate oscuro.

Plátanos congelados bañados en chocolate

Chocolate y plátanos. ¿Necesito decir más? Los plátanos congelados bañados en chocolate son tan fáciles de hacer que prácticamente puedes hacerlo dormido... aunque podría ser un poco desordenado. Esto es lo que debes hacer: congela algunos plátanos en un palito de helado, derrite un poco de chocolate (yo prefiero el chocolate negro para contrarrestar la dulzura de los plátanos) y luego sumerge los plátanos congelados en el chocolate derretido y vuelve a congelar durante al menos 30 minutos. Disfruta de este postre increíble por menos de 180 calorías y pregúntate: ¡por qué todo en la vida no es tan bueno! Trata de limitarte a un plátano pequeño y no te excedas con la cobertura de chocolate para mantenerlo en menos de 200 calorías.

Pudín de chocolate

Puede sonar totalmente decadente pero el pudín de chocolate, cuando se hace con leche descremada (o baja en grasa), puede ser una buena alternativa al helado hecho con leche común y que está lleno de grasa. Puedes hacerlo tú mismo o comprar una variedad pre-hechos baja en grasa. Para hacerlo, simplemente mezcla la leche descremada con un paquete de pudín de chocolate y revuelve a fuego lento (sigue las instrucciones del paquete) y luego relájate. Si utilizas leche baja en grasas, una porción de pastel de chocolate es de aproximadamente ¡140 calorías! ¿No confías en ti mismo con una olla llena de pudín en tu casa? Busca productos comprados con porciones controladas.
Paletas heladas de fruta
Si quieres un dulce simple y refrescante en menos de 100 calorías, no puedes equivocarte con un helado de frutas. Son una excelente opción si estás buscando algo sin grasas ni lácteos. Puedes hacer tu propio helado o puedes tomar una de las tantas deliciosas marcas en la tienda. Los helados de agua de coco están hechos de puré de frutas y son una excelente fuente de vitamina C. Además de que contienen solo 60 calorías. También se consiguen comercialmente variadas líneas de sabores de temporada tales como melocotón, frambuesa, naranja y pomelo, en función de la fruta que esté en temporada.

Postres congelados con leche de almendras

¿Una delicia congelada basada en una nuez? ¡Correcto! Las almendras son ricas en nutrientes y ricas en calcio, magnesio y potasio. Y además, la leche de almendras es una base ideal para alimentos congelados sin lácteos. Este potente fruto es una excelente fuente de proteínas y es naturalmente alto en fibra y bajo en azúcar (sugerencia: las almendras son excelentes para la elaboración de postres sin azúcar añadida). Las almendras también contienen antioxidantes como la vitamina E. Puedes hacer tu propios postres congelados a base de leche de almendras o probar una versión comprada en una tienda, como SO Delicious Almond Milk frozen treats, que vienen con menos de 130 calorías por 1/2 taza y provee de 5 gramos de fibra. Además, son no-GMO, sin gluten y kosher. ¡Vamos! ¡Ten un postre que te siente bien!

Uvas congeladas

Algunos de los mejores y más nutritivos alimentos congelados también son los más simples. Una gran manera de refrescarse en el calor es con uvas congeladas. Si nunca antes has tenido uvas congeladas ¡te encontrarás con una dulce sorpresa! Además son pequeñas joyas nutricionales. Las uvas de todos los colores -rojas, verdes y negras- son una fuente natural de potasio y antioxidantes saludables conocidos como polifenoles. Los polifenoles de la uva pueden contribuir a la salud del corazón y pueden ayudar a defenderse contra una variedad de enfermedades relacionadas con la edad. 3/4 de taza de uvas contiene solo 90 calorías libres de grasa. Las uvas congeladas no podrían ser más fáciles de hacer: basta con enjuagar las uvas, sacarlas del racimo y congelarlas durante 2 horas. También puedes utilizar las uvas congeladas en tu bebida favorita del verano, en lugar de los cubitos de hielo.
A disfrutar de esos deliciosos postres ¡¡Hasta pronto!!


Fuente: http://www.livestrong.com/