viernes, 17 de abril de 2015

Recomendaciones para Reducir el Consumo de Agua Potable

Únicamente el 1% del agua dulce es de fácil acceso y representa sólo el 0,025% del agua total del planeta. Cada día mueren alrededor de cuatro mil niños a raíz de enfermedades provocadas por la falta de agua potable.
La solución es evitar el  derroche de agua y tomar conciencia de la huella hídrica de los productos que consumimos. Para ello, he aquí algunas recomendaciones:
01.Cuando se bañe, tome duchas cortas. Una ducha de 5 minutos consume 30 litros de agua versus un baño de inmersión que consume 300 litros.
02.  Corrija las llaves de agua que goteen. Una válvula goteando puede representar un desperdicio entre 100 y 500 litros de agua al mes.
03.  Cierre el agua cuando se cepilla los dientes. Así se ahorran entre 4 y 10 litros de agua cada vez.
04. Cierre el agua mientras se afeita. Para limpiar la maquinilla use un vaso con agua o tape el lavabo y llénelo con una cantidad moderada de agua.
05.  Utilizando cabezales de ducha de bajo consumo, juego de llaves monocomando y reductores de caudal (aireadores) en los grifos se  ahorra hasta un 50% del consumo de agua.
06. Reduzca el agua desechada por el retrete. Si es una nueva instalación, aproveche para colocar equipos con mecanismos de doble descarga (3 y 6 l). En el caso de retretes sin doble descarga, hay un truco casero que es colocar una botella de plástico llena de agua dentro del depósito del agua, o algo con un volumen parecido. De esta forma se ahorra el equivalente a la capacidad de la botella cada vez que se presiona el botón del inodoro, generando un ahorro de más de 1000 l al año.
07.  Si lava los platos a mano, mantenga el agua cerrada mientras los enjabona.
08.  Al contrario de lo que muchos creen, el lavavajillas ahorra agua y energía. Lavar a mano con agua caliente puede resultar hasta un 60% más caro que hacerlo con un lavaplatos moderno a plena carga. Si necesita enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas, utilice agua fría.
09. Si necesita lavar los platos cuando el lavavajillas está a media carga, use los programas cortos, económicos o de baja temperatura.
10.  Si vas a comprar un lavavajillas, escoja uno que sea de bajo consumo de agua y electricidad. Elija aquellos con etiqueta de eficiencia energética clase A.
11.  Evite tomar agua embotellada. La extracción y transporte de la misma desde la fuente de origen hasta su hogar genera una huella de carbono muy importante. Use filtros de carbón activado o equivalentes. Siempre que le sea posible cargue su botellita o contenedor reutilizable, lleno de agua potable.
12.  Si va a comprar una lavadora de ropa, que sea de bajo consumo eléctrico y de agua. Elija aquellos con etiqueta de eficiencia energética clase A.
13.  Utilice el lavarropas al máximo de su capacidad. Así se reduce el consumo de agua, detergente y energía. Además, alarga la vida del electrodoméstico.
14. Riegue las plantas de su jardín en la noche o al amanecer. Si lo hace al mediodía, el 30% del agua se evapora y además las hojas mojadas se queman con el sol.
15.  Si es un jardín grande, utilice riego por goteo o por aspersión.
16.  Evite el uso de fertilizantes químicos y desmalezadores. No sólo contaminan el agua sino que tienen consecuencias negativas para la salud. Para fertilizar prepare su propio compost. Para desmalezar use una mezcla de vinagre y agua.
17.  Salvo que sea un clavadista profesional, opte por una piscina de profundidad no mayor a 1,70 m. De esta manera estará ahorrando agua, productos de limpieza y energía para filtrar y climatizar la misma.
18.  Mantenga el agua de la piscina limpia durante todo el año. Reducirá el consumo de agua y energía.
19.  Recupere el agua de lluvia y utilícela para regar el jardín y la huerta. Además de ahorrar agua potable, el agua de lluvia contiene altas concentraciones de nitrógeno que permiten un mejor desarrollo de las plantas. Se puede implementar un sistema integral de recolección de aguas, interconectando las bajadas pluviales a tanques plásticos modulares enterrados en el jardín. También usted mismo puede armar un sistema casero utilizando un tanque de 200 litros. Se coloca el mismo sobre ladrillos, a un lado de la bajada pluvial, se instalar una derivación para llevar el agua de lluvia sobre el tanque en cuestión. En la parte superior se coloca un tejido de mosquitero para separar hojas y evitar la reproducción de los mosquitos. Finalmente en la parte inferior se instala una canilla a la que se le conecta una manguera para regar el jardín.
20.  Al lavar el auto use balde y esponja. Preferentemente use aguas de lluvia o aguas grises recuperadas. Nunca deje la manguera abierta.
Adaptarse a estas recomendaciones permitirá, sin duda alguna, contribuir a reducir el consumo de agua potable. Eso es un ahorro significativo en el ahorro de energía y una mejor utilización de nuestro apreciado líquido.
Hasta pronto!!



Fuente: www.labioguia.com