miércoles, 17 de diciembre de 2014

La Ruta Escrita hacia la Felicidad

El positivismo y los pensamientos positivos suenan como algo fácil de practicar, pero no es así en la realidad! Oliver Burkeman, en su libro “El Antidoto”  señala que pensar en algo positivo puede mas bien causar un efecto opuesto.  Cuando se le pide a alguien no pensar en algo, por ejemplo en un oso polar, se ha detectado que periodicamente su mente  está verificando  que no está pensando en un oso polar...como puede usted ver,  tiene al oso permanentemente en su mente!
Pensar positivamente no significa evitar pensamientos negativos, o suprimir angustias. Eso no funciona! Mas bien se debe reconocer su existencia y aceptarlos, pero viéndolos de forma razonable, con realismo y sin exageraciones. Ello permite enfocar la atención hacia los aspectos positivos de la situación y concentrarse en aquellas cosas que ayuden a mejorar el ánimo en lugar de caer vencidos por el desánimo.
Gracias a la neuroplasticidad podemos re-entrenar nuestros cerebros, y enseñarnos como ver las cosas positivas (lo más seguro que antes pasaron desapercibidas) y evitar engancharnos innecesariamente en solo los aspectos negativos. Lo ideal es disponer de una forma que guarde esos momentos agradables que le han dado sabor a la vida. Pues bien, llevar un diario es una muy buena manera de guardar esas vivencias.
Un método práctico y muy útil para aplicar esas recomendaciones es escribir un diario,y luego leer y revisar periódicamente las cosas en él plasmadas. Está más que demostrado que el hábito de escribir las vivencias personales, y sobre todo enfocado hacia espectos positivos, da una fuerte sensación de bienestar.
Mary Turner, una muy activa colaboradora de la organización Actions for Happiness, diseñó un formato para llevar un diario en el que se destacan cinco aspectos importantes: Conéctate, Mantente Activo, Observa, No dejes de Aprende y Se Generoso. Cada semana se puede escribir las experiencias vividas en cada una de esas secciones. Pueden ser pequeños o grandes eventos: una charla de 2 minutos con un viejo amigo, el cumpleaños de alguien especial, tomar 10 minutos de sol paseando después de almuerzo, tener un nuevo trabajo, etc.
Conéctate. - Con la gente a tu alrededor. Con familiares, amigos, colegas y vecinos. En la casa, en el trabajo, en la escuela y en tu comunidad. Dale importancia a estas conexiones como puntos primordiales en tu vida y toma el tiempo necesario para fortalecerlas. Enriquécelas diariamente.
Mantente activo. – Camina, corre, pasea, monta bicicleta, practica un deporte, dedícate al jardín, baila, etc. Ejercitarte te hace bien. Muy importante practica la actividad física que más disfrutes y que que puedas desarrollar en base a tu movilidad y condición física.
Observa.Se curioso. Capta la belleza que te rodea. Fíjate en lo novedoso. Disfruta, saborea el momento, ya sea caminando rumbo al trabajo, almorzando, hablando con amigos. Presta atención al mundo que te envuelve y a tus sensaciones. Reflexionar sobre tus experiencias te ayudará a apreciar más lo que realmente te interesa.
No dejes de aprender. – Intenta hacer algo nuevo. Refresca tus antiguas pasiones. Inscríbete en un curso. Arregla la bicicleta. Aprende a tocar un instrumento o como cocinar tus platos favoritos. Ponte una meta que disfrutes mucho al alcanzarla. Aprender cosas nuevas fortalecerá tu confianza y te sentirás mas satisfecho.
Se Generoso. – Haz algo agradable por algún amigo, o por un extraño. Agradece. Sonríe. Hazte miembro de un grupo en tu comunidad. Observa y mira por todos, y también por ti.  Evaluándote a ti mismo, y a lo que te hace sentir feliz dentro de tu comunidad, es muy reconfortante y establece fuertes conexiones con la gente que te rodea.
La autora explica: “No escribo sobre cosas negativas en mi diario, solamente lo positivo. Después de todo, no tengo dificultad en observar lo negativo y no necesito, ni quiero practicarlo.  Tampoco escribo largos párrafos, sólo un pequeño recordatorio. No escribo diariamente, ni lleno las cinco secciones cada vez que escribo una”.
“Cada semana escribo sobre los 3 mejores momentos que tuve en esa semana. Lo hago preferiblemente los domingos. Me gusta escribir en mi diario y no me toma mucho tiempo. Tengo tres años haciéndolo. Y me funciona!
Que bueno! Son recomendaciones que vale la pena ponerlas en práctica.

Hasta pronto!!

Fuente: http://www.actionforhappiness.org/