viernes, 28 de noviembre de 2014

Lo que pasa cuando dejas de fumar


Aunque muchas personas pueden no saber todo lo que fumar puede ocasionar, es bien sabido que tiene efectos nocivos para la salud. Publicistas y Hollywood han martillado con éxito la idea de fumar en nuestros cerebros a lo largo de las últimas décadas, pero afortunadamente ahora la gente sabe los efectos negativos que puede traer para la salud y la influencia infantil. Por supuesto, no todos los fumadores quieren dejar de hacerlo, pero para los que quieran, se pueden sorprender al descubrir qué pasa cuando dejan de fumar.

¿Qué pasa cuando dejas de fumar?

Si tienes un cigarrillo en tu boca en este momento, termínalo. Una vez que lo termines, nunca vuelvas a tomar otro. Si hiciste eso justo ahora, tu cuerpo pasará por cambios increíbles que comienzan solo 20 minutos después de que hayas terminado ese cigarrillo. Si quieres dejar de fumar pero estás encontrando difícil cambiar tu mentalidad, aprender sobre lo que pasa cuando dejas de fumar puede darte ese empujón final. Los efectos de fumar para la salud pueden ser terribles, pero los efectos de dejarlo pueden ser fenomenales. Este giro positivo sobre los beneficios de dejar de fumar más que los efectos negativos de continuar haciéndolo puede ser justo lo que uno necesita.
Aquí hay algunos de los muchos beneficios que trae dejar de fumar y una línea de tiempo sobre lo que pasará una vez que dejes de fumar. Puede que te sorprendas por lo que verás.

1.      En 20 minutos tu presión sanguínea y pulso disminuirán y la temperatura corporal de tus manos y pies aumentará.
2.      Aproximadamente entre 8 y 12 horas después de tu último cigarro, el nivel monóxido de carbono en tu sangre disminuirá y el oxígeno de tu sangre aumentará a un nivel normal.
3.      A las 24 horas, la probabilidad de tener un ataque al corazón disminuye significativamente.
4.   Cerca de las 48 horas, las terminaciones nerviosas comienzan a crecer nuevamente y tu habilidad para oler y saborear aumenta.
5.      Entre 2 semanas y 3 meses, tu circulación aumenta, caminar se hace más fácil y el toser y respirar con un silbido se experimenta con menos frecuencia. La producción de flema disminuye y cerca de los 3 meses, la función pulmonar ha mejorado significativamente.
6.      Entre 1 y 9 meses, experimentarás todos los beneficios anteriormente mencionados sumado a una menor congestión nasal, fatiga y falta de aire. Los cilios, estructuras parecidas a pelos diminutos que mueven la mucosa fuera de los pulmones, también recuperan su funcionamiento normal.
7.      En un año, el riesgo de una enfermedad cardiaca y ataques al corazón se reduce a la mitad de lo que solía ser cuando eras una persona fumadora. 
8.     Entre 5 y 15 años, el riesgo de sufrir un derrame cerebral vuelve a la normalidad, antes de que comenzaras a fumar.
9.   Cerca de la marca de los 10 años, la probabilidad de desarrollar varios tipos de cáncer incluyendo el cáncer al pulmón, boca, garganta, esófago, vejiga, riñón y páncreas, reduce en gran medida. El riesgo de desarrollar cáncer al pulmón se revierte al mismo nivel de una persona no fumadora. De hecho, la dieta y los hábitos de fumar representan casi el 60% de los casos de cáncer.
10.  En unos 15 años, el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca y tener un ataque al corazón se desplaza al de una persona que nunca ha fumado antes. El riesgo de muerte también se reduce casi al nivel de un no fumador.
Aún con la exclusión de la increíble cantidad de dinero que podrías ahorrar al dejar de fumar así como también la influencia negativa omitida por la sociedad, los beneficios descritos arriba son más que convincentes. Así que, ¿qué pasa cuando dejas de fumar? Tu salud se recupera de nuevo.
Hasta pronto!!

Este artículo fue originalmente escrito por Mike Barret, co-fundador, editor e investigador en Natural Society
Visto en: Natural Society