lunes, 3 de noviembre de 2014

Diez Recomendaciones para Ser más Feliz (I)

          Continuamente nos bombardean con mensajes indicándonos como podemos disfrutar de la buena vida. Los anunciantes nos aconsejan comprar y consumir sus productos. Los medios nos atosigan con las bondades de como la riqueza, la belleza o la fama nos ayudan a disfrutar de la vida. Para los políticos nada mejor que una economía en pleno crecimiento. Pero en verdad, nos dan esas cosas una felicidad duradera?
            Los científicos están convencidos que aunque nuestros   genes y las circunstancias que nos rodean influyen, la inmensa variedad de formas como se manifiesta la felicidad en cada uno de nosotros depende de nuestros gustos y actividades.. No podremos evitar las características heredadas, o puede que sea muy difícil cambiar las circunstancias en que nos encontramos, pero aun así tenemos la capacidad para cambiar nuestro grado de felicidad según como enfoquemos nuestras vidas.
            Action for Happiness, un movimiento internacional que trabaja por un cambio social positivo, ha identificado 10 puntos clave para ser más feliz. No son “10 mandamientos” pues cada uno de nosotros es único, y lo que es bueno para uno no lo es necesariamente para otros. Son simplemente recomendaciones que pueden ayudar a lograr una gran diferencia en la felicidad de cada quien. Y lo bueno es que son áreas bajo nuestro control. Hoy publicaremos 5 de ellas y el resto se hará en la siguiente emisión.
1.- Haga algo por otros
            Ayudar a otros no solamente es bueno para los otros. Para nosotros también lo es. Dar, ayuda a establecer conexiones fuertes entre la gente, lo que contribuye a construir una mejor sociedad. Y no se trata solo de dinero, también podemos dar tiempo, ideas, energía. Si quiere sentirse bien, haga el bien.
·       Diariamente haga tres actos extras de bondad. Ayude a alguien, dé una buena propina, dígale algo lindo a alguien o simplemente hágale sonreir.
·         Ayude a alguien que tenga dificultades. Llámele y apóyelo. Déjele conocer su preocupación por él o ella.
2.- Mantener contacto con la gente
      Las relaciones frecuentes con nuestros familiares y amigos se traducen en amor, en dar soporte y compartir afectos, también aumenta la autoestima en cada quien. Una vida social amplia y saludable desarrolla el sentido de pertenencia entre el grupo.
·         Disfrute el mayor tiempo posible con aquellos que quiere. Converse con un ser querido o con un amigo, llame a sus padres, juegue con los niños.
·         Haga tres conexiones extras cada día. Converse en la tienda, en el mercado, en el vecindario. Aprenda el nombre de alguien que acaba de conocer.
3.- Cuide su cuerpo
 Nuestra mente y nuestro cuerpo siempre están conectados. El mantenerse activo nos hace más sanos y nos mantiene contentos. Eleva nuestro ánimo y nos saca de las depresiones. No es necesario llegar a correr maratones, hay cosas sencillas que nos pueden mantener activos cada día.
·         Sea activo hoy. Baje del bus un parada antes, suba por las escaleras, apague la TV, camine media hora, haga algo que lo mantenga en movimiento.
·     Consuma alimentos sanos y nutritivos, beba más agua, duerma algo más. Observará que las acciones saludables elevan su espíritu y lo mantienen de buen humor.
4.- Fíjese del mundo que le rodea
            No ha sentido alguna vez que debe haber vida más allá de nuestras fronteras? Pues, sí hay! Y mucha! Solo debemos fijarnos. Ser más observador y atento nos permitirá apreciar todo lo bueno que nos rodea, ya sea caminando hacia el trabajo, comiendo, en nuestras relaciones. Nos hará olvidar de los lamentos del pasado y de las preocupaciones por el futuro.
·         Regálese unos instantes para disfrutarlos a plenitud. Al menos una vez al día, deténgase por cinco minutos, respire profundo y viva ese momento.
·         Observe y aprecie diariamente las cosas buenas que le rodean. Árboles, el canto de las aves, el olor del café, la alegría de los niños en el transporte hacia el colegio.
5.- Aprenda algo cada día
            Aprender incrementa nuestro bienestar en proporciones significativas. Nos expone a nuevas ideas manteniéndonos curiosos y comprometidos a conocer más. Y no se trata únicamente de educación formal. Podemos compartir conocimientos y habilidades con amigos, unirnos a un club, aprender a cantar, practicar un nuevo deporte, y así muchas otras cosas.
·         Procure cada día hacer algo por primera vez. Pruebe sushi (brrrr!), ensaye una nueva ruta, lea un periódico distinto o visite un sitio de interés en su localidad.
·    Adquiera un nuevo conocimiento, no importa que sea pequeño y de poca importancia. Puede ser una nueva técnica de primeros auxilios o una nueva aplicación para su teléfono celular. O cocinar un nuevo plato o usar una palabra nueva. Todo vale!
En la próxima emisión publicaremos las siguientes cinco recomendaciones. Mientras, les recomiendo iniciar desde hoy con estas magníficas proposiciones.
Hasta pronto!!