jueves, 3 de julio de 2014

Me Ejercito Diariamente y NO LOGRO BAJAR DE PESO!!

          La mayoría de las personas caemos  en la trampa de pérdida de peso frustrada. Y quienes vamos a consultar a un nutricionista por esta razón, lo hacemos muy desalentados y deseperados por lo que nos ocurre. Nos parece incomprensible que no podamos reducir el peso a pesar que estemos por varias horas ejercitándonos en el gimnasio. Y eso no es todo! Hay casos en donde la persona se gana unos kilogramos adicionales, aun cuando tenga semanas ejercitándose regularmente.
            De acuerdo a la opinión de expertos en la materia, ese fenómeno se debe a una de las dos siguientes razones.
1.- Anulamos el efecto de los ejercicios al elegir alimentos impropios y mantener malos hábitos alimenticios. Esto ocurre consciente o inconscientemente. Conscientemente, nos “recompensamos” con alimentos que no tienen valor nutricional. Esas son comidas de conveniencia con muchas calorías  y bañadas en azúcar. Los mas usuales son los batidos  “naturales” de frutas, barritas energéticas, panecillos o muffins, sandwiches “especiales” para el desayuno y cafés saborizados (a mí me gusta mucho el mocachino). Muchas personas consideran que se merecen premiar, para gratificar al cuerpo, luego de una dura sesión de ejercicios. Desafortunadamente, aún no se conoce a alguien que haya rebajado de peso con esos premios.
            Ingerir mas calorías de las que gastamos también ocurre inconscientemente. Muchos comemos chucherías a lo largo del día, y así se consumen mas calorías de lo necesario para el organismo. Este mal hábito, de comer cosas descuidadamente se hace en cualquier lado, en el automóvil, en la casa, en el trabajo, etc. Es usual ver personas manejando y comiendo “su desayuno” en el camino al trabajo. Ese desayuno no será mas que una merienda fuerte a mitad de mañana.  Es que cuando no prestamos atención a lo que comemos, nuestra mente no está esos momentos totalmente sincronizada con el resto del cuerpo. En consecuencia, pronto olvidamos lo que hemos comido  y creemos que estamos hambrientos.
2.- Permanecemos mucho tiempo sin ingerir una comida o merienda saludable. Hay muchas personas que no almuerzan. En los gimnasios se ve muchos casos, de personas que salen de su oficina y van a ejercitarse sin haber repuesto al cuerpo la energía consumida previamente. Y allí permanecen sudando y resoplando por una hora o mas. Lamentablemente, actuando así le impiden a su cuerpo que desarrolle mas  masa muscular. Por el contrario, el cuerpo se ve en la necesidad de destruir tejido muscular para usarlo como fuente de energía. Esto resulta luego en un metabolismo lento, que no lleva jamás a perder peso.
            Hay situaciones distintas, como por ejemplo, una persona sometida a un tratamiento médico que le ocasione aumento de peso como efecto secundario. En estos casos, lo adecuado es establecer un régimen alimenticio individualizado, ajustado a los requerimientos nutricionales de la persona.
            Para mantener nuestro metabolismo al nivel adecuado, se debe energizar el cuerpo con una comida o merienda saludable cada 3 a 4 horas. Cualquier persona que se ejercite por 45 o mas minutos, debe comer o merendar en los siguientes 30 a 40 minutos. Una comida o merienda saludable contiene carbohidratos, proteinas y fibras, poca grasa y menos azúcar. En que cantidades deben suministrarse?
            Las cantidades varían de persona a persona, dependiendo del sexo, estatura, peso, contextura física y nivel de actividad. También influyen el tipo y la cantidad de ejercicio.
            Hay también aspectos sutiles que ayudan a perder peso. Se debe evitar comer directamente de una caja, una bolsa o un recipiente. Es conveniente usar platos, cuencos (bowls) y tazas pequeños. Dado que   no les cabe mucha comida, sirven de gran ayuda para disminuir la cantidad de calorías que se ingiere.
            Otra recomendación importante es, sentarse a la mesa sin distracciones que desvíen su atención. Permita que su cuerpo y su mente se conecten. Vea que come y cuanto come en cada momento. Eso, además de disfrutar de la comida, le ayuda a bajar de peso.
            El ganar peso no es algo que ocurre de la noche a la mañana. Perder peso tempoco!!  Se requiere paciencia, disciplina y motivación como puntos clave  para enrumbarse hacia un estilo de vida mas saludable.

            Hasta pronto!!