miércoles, 2 de julio de 2014

Aún no es recomendable comprar un televisor 4K

            Las principales empresas de tecnología buscan convencer al público de que la resolución 4K es el futuro en los medios audiovisuales. Esto no es mas que una estrategia de ventas, luego de haber reconocido que el televisor 3D no fue bien recibido por los consumidores. Estos televisores tienen la capacidad para crear el efecto tridimensional   en los contenidos elaborados con esta técnica, pero su mayor rechazo ha estado en la necesidad de usar gafas.  En el caso del Ultra HD, el contenido es excesivamente escaso y no se vislumbra mejoras en este aspecto a corto plazo.
            Si está evaluando la decisión si invertir o no en esta nueva tecnología, a continuación hay 4 razones  para no hacer aún la compra.
Falta de contenidos y lo imposible de consumirlos.
            Encontrar contenidos en resolución 4K es una verdadera hazaña. La industria audiovisual está intentando impulsar un nuevo Blu-ray con capacidad máxima aumentada a 100 Gb, pero no hay apoyo de los creadores de contenidos.    
Sony, el mayor impulsor de estos equipos, abrió este año un centro multimedia para vender equipos y contenidos compatibles con el 4K. Pero la lista solo tiene 70 títulos listos y aspiran llegar a 100 a fin de año, lo cual es poca variedad de contenidos.
            Y aun cuando la oferta sea amplia hay otro serio problema: la conexión a internet. El tamaño de los videos para Ultra HD es inmenso y la velocidad de conexión no ha evolucionado tanto  como para que deje de representar un inconveniente.  Y tampoco es una medida que responde a las demandas del usuario que está imponiendo el streaming (ver programas y películas directamente de internet) como el medio de consumo preferido.
No tienen compatibilidad con la nueva generación de consolas.
            Para la resolución HD la consola Play Station 3 representó un gran impulso. Pero la tecnología Ultra HD no tendrá la misma suerte. Las consolas de Sony y Microsoft no podrán sacar provecho de estos nuevos televisores.
            La Playstation 4 soportará contenidos en 4K, pero no juegos. La  Xbox One  promete contenidos y juegos. Pero algunos expertos ya señalan ésto como algo imposible.
            La tecnología en la próxima generación será de gran avance pero no estará lista todavía para soportar juegos 4K a una cantidad de cuadros por segundo razonable. Es mas, se ha llegado a sospechar que hasta para manejar gráficos en 1080p existirían problemas.
Problemas de compatibilidad con periféricos.
            Los centros mutlimedia y  set-top-boxes fueron bien recibidos por el mercado. Con un televisor 4K probablemente se perdería la compatibilidad con estos periféricos.
            Si se usa algún dispositivo para ver contenidos en el televisor via streaming, es muy probable que haya problemas debido a la mayor cantidad de información que debería ser enviada cada segundo.
            También sería necesario renovar las conexiones HDMI  ya que algunos estándares de este puerto tienen problemas para transmitir datos.
            Y con los periféricos ya comprados, ni se diga! Serán inútiles pues no están tecnicamente capacitados para reproducir Ultra HD
Son muy caros.
            Un televisor 4K Sony de 55 pulgadas cuesta US$ 4,000. Uno Samsung de 65 pulgadas, US$ 5,500. El centro multimedia, compatible con Ultra HD, lanzado por Sony cuesta US$ 700.  Son precios muy elevados si se toma en cuenta la limitación de uso que puede darle el usuario.

            Por todo lo expuesto arriba, y en vista que el mercado está inundado de televisores HD, se puede deducir que estos nuevos televisores 4K solo satisfacen por ahora la necesidad de los fabricantes, de mantenerse a la cabeza de los desarrollos tecnológicos. Obviamente habrán reacomodos para el futuro y llegará el momento en que la compra de un modelo 4K , o el de la tecnología que lo reemplace,  será una verdadera ventaja para el consumidor.

            Hasta pronto!!

Fuente: www.gizmologia.com