lunes, 16 de junio de 2014

Consejos para Dormir Mejor

            Dormir poco deteriora la calidad de vida, reduce la productividad laboral, aumenta el riesgo de sufrir problemas físicos y psicológicos, y sufrir accidentes de tráfico, laborales o domésticos. Es que dormir es un proceso fundamental para nuestra salud física y mental.
            Como señala el neurológo Diego García-Borreguero: “el sueño no es una etapa inactiva de reposo, es mas bien un estado de gran actividad, donde se llevan a cabo cambios hormonales, metabólicos, térmicos, bioquímicos, mentales y de memoria, fundamentales para el funcionamiento adecuado durante el día”
            No existe un número ideal de horas para dormir. A algunas personas les basta cinco horas para sentirse descansadas, mientras que hay otras que necesitan el doble de ese tiempo. Cada persona tiene su propio ritmo biológico. Este se rige por la luz solar y el sueño se sincroniza con la oscuridad. Si alguien permanece despierto mas tiempo de lo debido, afecta su calidad de sueño, creando trastornos a su reloj interno y alterando sus procesos fisiológicos y psicológicos.
            La triste realidad es que de acuerdo a las estadísticas mas del 30% de los adultos sufre alteraciones del sueño, siendo las mas frecuentes insomnio, sonambulismo y excesiva somnolencia durante el día. Y muchas veces estas alteraciones afectan al sistema respiratorio y al cardiovascular. Según la OMS solo el 10% de quienes sufren insomnio acude a consulta médica y únicamente el 5% es diagnosticado correctamente.
Algunas recomendaciones para dormir mejor
            A continuación listamos algunas recomendaciones dadas por diversos especialistas en el tratamiento de problemas del sueño:
·         Asegúrese de dormir en condiciones confortables. La cama debe ser cómoda, la habitación debe estar bien ventilada, sin exceso de frío, silenciosa y oscura. La cama es solo para dormir y para tener relaciones sexuales.
·         Elimine del ambiente cualquier molestia como ruidos o mucha luz. Quítese el reloj, cadenas y otros objetos que le opriman y le puedan molestar.
·         No se acueste con hambre. Haga una cena ligera unas 3 ó 4 horas antes de acostarse a dormir. Si siente algo de hambre, coma un bocadillo pequeño o un vaso de leche tibia.
·         Evitar el consumo de café, refresco, alcohol, tabaco o cacao antes de dormir. También, vaya al baño antes de dormir para que no tenga necesidad de ir a media noche. Retomar el sueño es muy difícil a veces.
·         No llevar problemas a la cama. Si tiene el hábito de pensar en sus problemas justo antes de dormir, decida hacerlo en otro momento. Cuando se va a dormir, es a dormir! No a pensar en los problemas.
·         Desacelere la actividad como mínimo una hora antes de acostarse. Relájese escuchando radio, viendo la tele o leyendo un libro. No se lleve trabajo a la cama.
·         Haga ejercicios con regularidad. Eso le ayuda a reducir el insomnio. Eso si, evite hacerlo 3 ó 4 horas antes de acostarse pues la estimulación causada por el ejercicio puede causarle dificultades para dormir.
·         Mantenga horarios regulares para las comidas, el ejercicio y el sueño. Eso ayuda al cuerpo a establecer un patrón regular.
·         Evite las siestas o no las haga por mas de media hora. Evite que una siesta le dificulte una buena noche de sueño reparador.
Como recomendación adicional para mejorar la calidad de su sueño practique ejercicios de meditación, como el yoga por ejemplo. Eso le ayudará a relajarse y a disfrutar de paz mental y espiritual. No solo le ayudará a dormir mejor, también a vivir mejor.

Hasta pronto!!

Fuentes: