jueves, 8 de mayo de 2014

Ir a trabajar en un carro volador

Render artistico de TF-X.  Cortesia de Terrafugia
         Desde los inicios del siglo XX, la imagen de carros volando por entre las ciudades la hemos visto siempre como la entrada de la humanidad en la Epoca del Futuro. Pues parece que ese glorioso momento tendrá lugar mas pronto de lo que imaginamos.
En realidad no es nada nuevo eso de prototipos de carros voladores. En 1918 el Sr. Félix Longobardi introdujo en la Oficina de Patentes de Estados Unidos un invento de un vehículo volador, que también podía sumergirse bajo el agua. Luego se hicieron otros diseños de estas aves mecánicas, que en realidad podían volar pero no eran prácticos. Por ello se fueron desechando uno tras otro.
Actualmente se ha formado un equipo de trabajo de alumnos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el famoso MIT) con una empresa llamada Terrafugia. Han desarrollado un prototipo que hace pensar en que desplazarse de casa al trabajo y viceversa en un coche volador sea algo razonablemente factible.
Que se está haciendo
Este grupo ya construyó un carro-avioneta, llamado Transition, que requiere una pista de 600 m para despegar o aterrizar.  Pero el objetivo es eliminar la necesidad de utilizar pistas de despegue o aterrizaje. Con esa idea en mente ya han desarrollado un nuevo vehículo, bautizado como TF-X, que sería capaz de hacer despegues y aterrizajes verticales, lo que sería una ventaja fundamental en un ambiente urbano. En su diseño, su mecánica de vuelo es similar al helicóptero militar V-22 Osprey, que se puede ver en videos de Youtube.
En el portal de internet de Terrafugia se explica que el TF-X tiene capacidad para 4 pasajeros, cabe dentro de un garage para un solo automóvil, puede recorrer 800 km de un viaje, alcanzar una velocidad de 320 km/hr. No sé si es para asustarse o no, pero se asegura que el entrenamiento para un conductor de automóvil promedio, para que pueda conducir el TF-X con seguridad solo requerirá cinco horas
Para los futuros pasajeros de ese innovador sistema de traslado, el TF-X contará con sistemas automáticos de respuesta instantánea para evitar colisiones aéreas, detectar anormalidades climáticas y también ejecutar automáticamente aterrizajes de emergencia si el conductor pierde el conocimiento o queda imposibilitado de conducir por cualquier razón
Cuanto Falta
Será necesario esperar un poco para poder colocarse detrás del volante de un TF-X. Se estima que el desarrollo adicional requerido consumirá aproximadamente entre 8 a 12 años. Si finalmente se lanza este modelo al mercado, su costo estimado será tan alto como el de un vehículo lujoso.
Sin embargo, si Ud. está impaciente y no quiere esperar tanto, el Transition será puesto a la venta muy pronto. Se está trabajando en los detalles finales del desarrollo para cumplir con el proceso federal que rige estos casos. Si Ud. dispone de U.S. $ 280,000, el Transition podría ser suyo.
En lo personal considero que será un gran avance para el desplazamiento en las ciudades. Pero eso si, exigiría que los camiones de carga, motocicletas y otros vehículos con usos distintos al transporte de pasajeros no puedan despegar ni un centímetro del suelo.

Hasta pronto!!

Fuente: Discover Magazine