lunes, 21 de octubre de 2013

POR QUE ES TAN DIFÍCIL ADQUIRIR BUENOS HÁBITOS?

Ha intentado alguna vez adoptar nuevos hábitos que impliquen cambios en su manera de actuar… y una semana mas tarde deba admitir que no logrò hacer nada al respecto?  A todos nos ocurre eso!
Por qué es tan difícil adquirir buenos hábitos? Donde radica la dificultad de hacer los cambios  necesarios? Cómo es posible que arrancando con la mejor de las intenciones tengamos resultados tan decepcionantes?
Y aún mas importante, es posible hacer algo para que se logre el propósito que buscamos?

Sus metas en la vida no son sus Hábitos

¨Esas metas tan audaces que tienes  para tu vida, son fabulosas!  Estamos muy orgullosos de ellas! Pero lo mas probable es que esas metas no te dejan ver aquellos cambios que ocurren en tus hábitos diarios y que si implican de verdad un cambio en ti mismo!¨
Seth Godin.
Todos tenemos sueños y esperanzas (si Ud, no los tuviera lo mas seguro es que no estaría leyendo este artículo). La mayoría de las veces tenemos una idea bastante formada de lo que deseamos. Nos imaginamos con la apariencia que anhelamos tener, con la salud que deseamos disfrutar, nos vemos siendo muy respetados por las demás personas, manteniendo estupendas relaciones con familiares y amigos, etc.
En verdad, todo eso es muy positivo para cada quien. Es bueno saber lo que se quiere en la vida, pues implica tener un camino y un propósito a seguir. Sin embargo, en muchas ocasiones son esos sueños y esperanzas las trabas que nos dificultan que seamos mejores. Eso pasa cuando nuestros deseos nos conducen a morder mas allá de lo que podemos tragar.
Todos sabemos que:
·         Emulando al Gran Perdedor, va Ud. el primer día al gimnasio, suda a mares haciendo todas las rutinas de los expertos, queda exhausto, y luego necesita tres meses para recuperarse.
·         Finalmente aquel deseo de escribir un libro lo conduce a dedicar todo el fin de semana a escribir. Viene el lunes, de nuevo al trabajo, y ya nos olvidamos del libro.
·         Entusiasmado por los relatos de algún amigo sobre sus viajes, iniciamos nuestro plan para dar la vuelta al mundo.  Poco después, abrumados por todos los detalles y requerimientos  a tomar en cuenta, abandonamos la idea y nos quedamos en casa.
Muy a menudo, nos dejamos llevar por nuestras motivaciones y deseos de una manera tan frenética, que intentamos lograr de inmediato todos nuestros anhelos, en lugar de comenzar de manera modesta a ejecutar nuevas rutinas.
No hay nada mas cautivador que la promesa de perder 15 kg de peso en 30 días. Pero la verdad es que los sueños que Ud. tiene, son muy diferentes a las acciones que le permitirán alcanzar lo deseado. Entonces, como podemos balancear esos deseos de cambio en nuestras vidas, con la necesidad de acostumbrarnos a hábitos sencillos pero permanentes?
Buena pregunta!!

Piense en grande pero arranque de a poco

Si en verdad quiere hacer un cambio real, es decir, lograr hacer las cosas mejor que hoy, debe comenzar  de a poco. Piense en sus hábitos típicos, buenos o malos: cepillar sus dientes, abrochar su cinturón de seguridad, morderse las uñas. Son acciones sencillas, Ud. las ejecuta sin pensar en ellas. Se hacen automáticamente. Estas pequeñas actividades son patrones de comportamiento usuales y consistentes
Entonces, si se desea crear nuevos hábitos, tiene sentido considerar que la mejor manera es hacer cambios pequeños de forma que el cerebro los grabe rápidamente y los repita automáticamente.
Vale la pena  no establecer metas tan grandes y audaces que exijan tener mas y mejores recursos, o esperar por el momento adecuado, sino mas bien pensar en metas modestas, de comportamiento diario, de repeticiones frecuentes. Así, el éxito es inevitable!

Enfocarse en estilo de vida, no en cambio de vida

Muy frecuente nos obsesionamos en lograr transformaciones que nos cambien la vida
  • Perder 25 kg de peso es un cambio de vida. Beber 8 vasos de agua diariamente es un cambio de estilo
  • Publicar el primer libro es un cambio de vida. Escribir diariamente es un cambio de estilo.
  • Correr un maratón es un cambio de vida. Correr 3 veces a la semana es un cambio de estilo.
  • Ganar $20,000  extras cada año es un cambio de vida. Trabajar 5 horas extras por semana, como freelancer, es un cambio de estilo.

Ve Ud. la diferencia? Tener proyectos de vida es bueno pues sirven de guía pero, ojo! Pueden confundir si aspiramos por encima de lo que podemos lograr.
Por el otro lado, los hábitos diarios (rutinas sencillas que se repiten frecuentemente) son los que los que ayudan a que se alcancen los grandes sueños.

Nos despedimos con la esperanza que estas sugerencias le resulten muy útiles.    Buenas tardes. Hasta la próxima publicación!